Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El censo de corrales y gallineros fracasa en Arousa pese a la alerta de gripe aviar

La declaración de las explotaciones avícolas domésticas es obligatoria en siete concellos de O Salnés, pero en varios de ellos no acudió ningún vecino a registrarlas

Imagen de archivo de un gallinero de O Salnés. | // IÑAKI ABELLA

El Ministerio de Agricultura decretó a mediados de noviembre el nivel más alto de riesgo de propagación de gripe aviar en siete municipios de O Salnés. Inmediatamente, se ordenó el registro obligatorio de todos los corrales y gallineros domésticos e industriales en un censo autonómico. Sin embargo, mes y medio después, son muy pocos los ciudadanos que han atendido esta orden. En varias localidades, no ha acudido ni un solo vecino a inscribir sus explotaciones avícolas familiares.

Desde el departamento de Medio Ambiente de Cambados señalan que, “desde que se publicó el bando (en el que se detalla la aparición de casos de gripe aviar en el norte de Europa, y se desgranan las medidas a adoptar para frenar su expansión) no vino nadie al Concello para inscribir sus corrales”. “No recibí ni una sola llamada preguntando sobre lo que hay que hacer”, añade la técnica desde Cambados.

En Vilanova, fuentes oficiales explican que sí que se dieron de alta algunos vecinos en el primer registro (creado en 2006), pero que sin embargo en esta ocasión no ha acudido nadie desde que se activó la alerta máxima por gripe aviar en España. Tampoco se han realizado inscripciones nuevas en O Grove, un localidad en la que anidan cada año miles de aves migratorias, principales transmisoras del virus.

Sí acudió algún vecino a censar sus explotaciones en A Illa, pero la tónica general es que los ciudadanos han eludido el registro, ya sea por desconocimiento de la situación o por temor a que tenga una naturaleza fiscalizadora.

Sin embargo, de trata de un registro obligatorio, y la Xunta tiene medios para realizar inspecciones y comprobar que está todo en orden y que se cumplen las medidas de bioseguridad.

Fue precisamente la Xunta quien creó el registro en 2006, a raíz de un brote muy severo de gripe aviar. Su objetivo es localizar de forma lo más rápida posible un eventual brote de gripe aviar.

La principal vía de contagio es feco-oral, de ahí que lo primordial sea evitar que las aves domésticas -como gallinas o patos criados en casa- entren en contacto con los excrementos de las aves migratorias, así como con comida y agua que hayan sido infectadas por dichos ejemplares de paso.

En todo caso, por el momento no se ha diagnosticado ningún caso de gripe aviar en Galicia. Asimismo, los técnicos resaltan que la cepa que está circulando actualmente (la H5N8) no es transmisible de animales a personas. También hay riesgo para la salud humana por el consumo de huevos o carne.

No obstante, la gripe aviar sí puede tener consecuencias devastadoras para las granjas y explotaciones avícolas profesionales, como se está viendo estos días en el sur de Francia.

Siete concellos afectados

Siete de los nueve municipios de la comarca de O Salnés están dentro de la zona de alto riesgo de gripe aviar. Son los de O Grove, Sanxenxo, Meaño, Ribadumia, Cambados, Vilanova y A Illa. Esta situación obligará a los ayuntamientos a vigilar que sus vecinos cumplan una serie de normas relativas a la cría y venta de aves.

En la comunicación remitida en noviembre por la Consellería do Medio Rural a los alcaldes, se les explicaba que en el norte de Europa se había detectado en los últimos meses, “un aumento significativo de casos de influenza aviar de alta patogeneidad en aves silvestres y en aves de corral”. Así, el 11 de noviembre, el Ministerio de Agricultura elevó el nivel de riesgo a alto en las zonas de especial riesgo (ZER). Buena parte de O Salnés se encuentra dentro de una ZER desde 2006, al tratarse de una comarca de paso para miles de aves silvestres, que en invierno migran desde el norte de Europa hasta las regiones cálidas del sur europeo o de África.

Eso sí, se aclaraba que, “los casos detectados fueron producidos por un tipo de virus que solo causa enfermedad en las aves, y por lo tanto no son peligrosos para la salud de las personas”.

De todos modos, y para reducir en la medida de lo posible los riesgos, la Xunta instó a las administraciones locales a adoptar una serie de medidas de control sobre las familias o empresas que críen o vendan aves de corral. El objetivo de las medidas es evitar un eventual contagio de gripe aviar de las especies de granja por contacto accidental con las silvestres.

La primera medida a aplicar consiste en la prohibición de la presencia de aves de corral o criadas en cautividad en ferias, mercados, exhibiciones o certámenes ganaderos. También se prohíbe la cría de patos y gansos con otras especies de corral. Asimismo, los propietarios no podrán dar de beber a sus aves de depósitos de agua o cauces naturales a los que hayan podido acceder aves silvestres. Finalmente, se prohíbe la cría al aire libre, salvo que se pueda habilitar se pueda cerrar el gallinero con una cubierta.

Francia ordena el sacrificio de aves en 100 municipios del sur del país

El actual brote de gripe aviar se detectó por primera vez en verano en Rusia y otros países del norte de Europa. Actualmente, ya se reportaron casi 600 casos, y se han producido en Alemania, Países Bajos, Dinamarca, Gran Bretaña, Irlanda, Suecia, Eslovenia, Italia, Croacia, Bélgica o Francia. Hace unas semanas, se detectó en Cantabria un halcón peregrino infectado con H5N8, convirtiéndose en el primer caso conocido de España. En lo que se refiere a Galicia, por el momento no hay ningún positivo, pese a que hace unos días criadores familiares de la comarca de Pontevedra afirmaron que estaban sufriendo este invierno una mortandad de aves mucho mayor que en años precedentes. No obstante, desde la Xunta se precisó que no se ha detectado todavía el H5N8 en los diferentes trabajos de laboratorio que se han realizado. En Francia, la propagación está siendo tan rápida que se ha ordenado el sacrificio de todas las aves -también de cría industrial- en 100 municipios próximos a la frontera española.

El Gobierno español realiza una consulta pública sobre cómo frenar los contagios

El Gobierno español ha convocado una consulta pública, abierta a ciudadanos y asociaciones, sobre el proyecto de orden en el que está trabajando para frenar futuros contagios de este patógeno. El plazo para presentar las sugerencias termina el próximo martes, 5 de enero. El Ministerio de Agricultura baraja adoptar medidas de bioseguridad más restrictivas que las actuales. Sobre todo, la gripe aviar se propaga por el contacto entre aves silvestres y domésticas, de ahí que las zonas de mayor riesgo sean las próximas a humedales o marismas, en los que suelen anidar más las especies migratorias. De hecho, en Galicia hay una única Zona de Especial Riesgo (ZER), y es la comprendida por los siete municipios de O Salnés más próximos al complejo intermareal Umia-O Grove. Las restricciones se impusieron a mediados de noviembre, y presumiblemente seguirán vigentes hasta bien entrada la primavera, una vez se complete la migración de aves, esta vez desde el sur hacia el norte.

Compartir el artículo

stats