Esta mañana saltaron las alarmas en el centro de Vilagarcía a causa de un incendio urbano. Finalmente todo quedó en un buen susto, ya que la situación fue controlada con rapidez.

El causante fue un deshumidificador, que al incendiarse y provocar una intensa humareda desencadenó un llamativo operativo de emergencia coordinado por 112 Galicia, el cual fue seguido muy de cerca por numerosos curiosos.

Los servicios de emergencias a las puertas de la sucursal, mientras ésta se aireaba. M.M.

En el mismo participaron varias dotaciones de Bombeiros Vilagarcía y del Servicio Municipal de Emergencias y Protección Civil.

Los hechos tuvieron lugar al filo de las nueve y media. El incendio, pero sobre todo, la espesa humareda generada, obligó a desalojar la sucursal bancaria en cuyo interior se encontraba el electrodoméstico, ubicada en la céntrica calle Alcalde Rey Daviña.

Efectivos de Bombeiros Vilagarcía en el lugar del incendio. M.M.

Accidente de circulación

Al tiempo que esto sucedía, Bombeiros do Salnés desplazaba a sus efectivos a un accidente de circulación ocurrido en Padrenda (Meaño).

Para actuar ante este percance, con dos vehículos implicados, se movilizaron inicialmente bomberos de las bases de Ribadumia y Vilagarcía, aunque no llegaron al lugar de los hechos porque su presencia ya no era necesaria, de ahí que los efectivos vilagarcianos dieran vuelta y se dirigieran al incendio declarado en el centro urbano de su ciudad.