Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Operación Bodorrio: el viaje de placer de unos sexagenarios con 500 kilos de hachís

La pareja vilanovesa acostumbraba a recorrer todo el arco cantábrico | En el registro de la vivienda de Ousensa se aprehendieron 14.000 euros, una carabina, munición y móviles

Hachís intervenido a una pareja de sexagenarios vilanoveses en una autocaravana.

Hachís intervenido a una pareja de sexagenarios vilanoveses en una autocaravana. FdV

Viajaban por todo el arco cántabro disimulando ser una pareja de jubilados de vacaciones en autocaravana, pero el matrimonio de vilanoveses detenido el pasado miércoles en las proximidades de Oviedo se dedicaba a la distribución de estupefacientes por todo el norte de España. Así lo considera la investigación realizada por la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) que, durante un año, estuvo siguiendo sus pasos. Bautizada como Operación Bodorrio, los agentes de la Policía Nacional aprehendieron durante la misma cerca de media tonelada de hachís escondida en una caleta de la autocaravana así como 14.000 euros en efectivo, una carabina del calibre 22 de la marca Walter G22, 147 cartuchos del mismo calibre, 7 cartuchos del 9 corto y 5 teléfonos móviles.

La operación es el resultado de más de un año de investigación por parte de la Udyco, que ya se encontraba tras los pasos de lo que considera un presunto entramado delictivo asentado en O Salnés y dedicado a la introducción y posterior distribución de importantes partidas de hachís. La organización, presuntamente, contaba con varios vehículos habilitados para el transporte de la sustancia estupefaciente, los cuales eran utilizados por la pareja de avanzada edad. Ambos viajaban desde Vilanova a todo el norte de España como los presuntos distribuidores de una red que se dedicaba al tráfico de sustancias estupefacientes por todo el arco cantábrico.

Los dos carecen de antecedentes penales y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado no tenían constancia de su dedicación hasta que se abrió esta investigación

Mediante diferentes dispositivos de vigilancia y seguimiento se pudo constatar como la pareja realizaba viajes periódicos con esos vehículos. Los detenidos han sido puestos a disposición del juzgado número 3 de Oviedo, aunque la Operación Bodorrio continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones. Al mismo tiempo que eran detenidos A. N. y D.F. en la A-8, muy cerca de la capital asturiana, un equipo de la Udyco registraba el pasado miércoles la vivienda que compartían en Ousensa. Lo hacían delante de los hijos de la pareja y ante la mirada de sorpresa de los vecinos de la zona, que desconocían las andanzas del matrimonio. Es más, los dos carecen de antecedentes penales y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado no tenían constancia de su dedicación hasta que se abrió esta investigación, bautizada con el nombre de Bodorrio.

Compartir el artículo

stats