Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las muertes en O Salnés casi triplicarán a los nacimientos dentro de quince años

Con todo, según la proyección demográfica del IGE, la comarca tendrá un índice de envejecimiento por debajo de las medias provincial y gallega | Habrá 379 centenarios

Una mujer camina con la ayuda de un andador en A Illa de Arousa. |  // NOÉ PARGA

Una mujer camina con la ayuda de un andador en A Illa de Arousa. | // NOÉ PARGA

En 2034 morirán en O Salnés 1.422 personas, un 30% más que en la actualidad. Es la previsión publicada ayer por el Instituto Galego de Estadística (IGE) en base a las proyecciones de población a corto plazo. Así, mientras que las defunciones irán incrementándose, los nacimientos irán disminuyendo hasta los 589 (en 2020 son 660), es decir, menos de la mitad del número de fallecimientos.

Aunque, en consecuencia, el saldo vegetativo de la comarca irá empeorando, las cifras no son tan alarmantes como en otras zonas de Galicia. Y es que si observamos el índice de envejecimiento, en O Salnés se situará dentro de quince años previsiblemente en 235,5 (casi el doble que en la actualidad), por debajo de la media de la provincia de Pontevedra (240,8) y de la comunidad autónoma (262,6).

En la provincia, solo las comarcas de Vigo, O Condado, Baixo Miño y Pontevedra registran un menor envejecimiento que O Salnés. Caldas contabiliza un índice superior a 260 y Paradanta por encima de 700. O Morrazo, Deza y Tabeirós-Terra de Montes también tendrán una población más envejecida que la comarca saliniense según las proyecciones demográficas publicadas por el IGE.

Otro de los indicadores reflejados en las estadísticas es la edad media de los ciudadanos, que aumentará de 45,5 a 50,8 en un periodo de quince años. Así, la cifra de O Salnés será igual que la de la provincia de Pontevedra y casi un punto inferior a la media gallega (51,7).

La proyección demográfica estima que en 2035 habrá en la comarca casi 400 centenarios (379 exactamente).

Los demás índices también apuntan a un envejecimiento progresivo de la población. La tasa bruta de natalidad se reducirá de 6 a 5,5 y la de mortalidad se incrementará de 9,8 a 13,2. El saldo vegetativo se duplicará, continuando en términos negativos: de -417 a -833.

Al morir más personas y nacer menos bebés, la comarca perderá habitantes. La última cifra del censo comarcal revela que en los nueve municipios salinienses (Vilagarcía, Vilanova, Cambados, A Illa, Meis, Meaño, Ribadumia, O Grove y Sanxenxo) viven un total de 109.561 habitantes, un padrón que “adelgazará” en más de dos mil personas, quedándose en 2035 en 107.291 según las estimaciones del Instituto Galego de Estadística.

Además de los nacimientos y las defunciones, otro factor que influye en la evolución demográfica de un territorio son las migraciones. En el caso de O Salnés, arrojan un buen resultado, pues el saldo migratorio aumentará en los próximos quince años de 374 a 579, lo que significa que se agranda la diferencia entre inmigraciones (más numerosas) y emigraciones (menos cuantiosas)

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats