Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Illa ultima un convenio con la Diputación Provincial para remodelar la avenida Castelao

El vial ampliará sus espacios peatonales y s erá de una sola dirección para los vehículos

Avenida Castelao, en A Illa de Arousa.  | // NOÉ PARGA

Avenida Castelao, en A Illa de Arousa. | // NOÉ PARGA

Concello de A Illa y Diputación de Pontevedra están ultimando un convenio para remodelar íntegramente la avenida Castelao, una de las arterias viales del casco urbano. El proyecto con el que se trabaja, incluido en el Plan de Mobilidade Urbana Sostible (PMUS) desde el pasado mes de noviembre, contempla la ampliación de los espacios peatonales y la reconversión en una única dirección del vial. Esta dirección será en sentido de salida del casco urbano, ya que se considera que los accesos al mismo están plenamente cubiertos por el vial de acceso directo a O Xufre.

Carlos Iglesias, alcalde del municipio, reconoce que “la intención es proceder a una importante remodelación de todo el área, incluso de servicios como alcantarillado y pluviales, que se van a mejorar allí donde sea necesario”. Una vez firmado el convenio, que será en los próximos días, se procederá a la licitación de la obra por lo que los cálculos apuntan a que puedan iniciarse las obras a finales del segundo trimestre de 2021.

La remodelación de la avenida Castelao de A Illa entronca directamente con muchos de los objetivos que se ha marcado el municipio arousano en el desarrollo del PMUS, como son el incremento de las zonas peatonales y la reducción, de forma paulatina, de la presencia de vehículos en el casco urbano. Esa peatonalización arrancaría desde la plaza de O Regueiro, centro neurálgico del proyecto, y se extendería por las calles de los alrededores. La peatonalización de la plaza de O Regueiro se ha intentado en varias ocasiones, sobre todo durante el verano con diferentes resultados. El último intento tuvo lugar el pasado verano pero no fue precisamente satisfactorio, ya que la intención era que permaneciese cerrada durante los meses de julio y agosto y apenas lo estuvo durante un par de semanas, ya que pronto comenzaron muchos vehículos a incumplir la señalización, e incluso, a circular por dirección prohibida. Además, también se generaron muchos problemas de estacionamiento en calles como O Charco.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats