La crispación va en aumento en Catoira y a punto está de generar un enfrentamiento físico entre concejales. En el pleno celebrado el lunes a puerta cerrada se vivió una situación tan violenta que desencadenó duras acusaciones verbales después de que se condenara la actitud del BNG, por compartir un vídeo en el que se queman fotos del concejal socialista Daniel Touriño.

Para contextualizar lo sucedido hay que recordar este último se convirtió en una especie de héroe para los nacionalistas cuando dejó tirado a su jefe de filas, Alberto García y, junto a dos compañeros de grupo, evitó que se presentara la moción de censura contra el BNG de Xoán Castaño, que los socialistas habían pactado previamente con el PP.

Tras evitarlo, Touriño y el BNG incluso iban a formar gobierno juntos, o al menos eso creían algunos nacionalistas. Pero no pudo ser y el Bloque perdió la Alcaldía a manos de García, por lo que Touriño pasó a ser algo así como el enemigo público número uno de muchos nacionalistas.

Y de ahí el enfrentamiento vivido en el pleno. Al ser a puerta cerrada apenas trascendió, pero Iván Caamaño, el líder del PP, se encarga da airear lo sucedido porque dice sentir vergüenza por ello y quiere que se sepa, para que los catoirenses saquen sus conclusiones.

Lo que ocurrió fue que “Touriño pidió la opinión del BNG sobre una cuenta de Facebook en la que aparecían vídeos de títeres” con fotos del socialista y del propio Iván Caamaño, entre otros miembros de la Corporación.

Miembros del BNG de Catoira en un pleno. Noé Parga

“Lo ponían como un ladrón”

En los mismos “ponían a Touriño como un ladrón, lo insultaban y quemaban una foto suya”. Xoán Castaño, el exalcalde y líder del Bloque, contestó que “en España se intenta reprimir la libertad de expresión y hay personas en la cárcel por decir lo que piensan, afirmando que los vídeos forman parte de la libertad de expresión”, relata.

¿Libertad de expresión?

Parece que Castaño añadió que el BNG no hizo esos vídeos, pero Touriño le replicó que sí los compartió en la cuenta oficial y en las particulares de los nacionalistas.

En plena discusión, la también edil del BNG María Paz amparaba igualmente lo sucedido en la libertad de expresión.

Dimite el alcalde de Catoira y se suspende el pleno de la moción de censura Manuel Méndez

Amenazó con denunciarlos, pero resta importancia a lo sucedido

En palabras de Caamaño, la discusión entre Touriño y los tres ediles del Bloque empezaba a acalorarse cuando el socialista dijo estar dispuesto a presentar denuncia. De hecho, ya la tenía escrita, llegando a entregar una copia a uno de los miembros del BNG mientras abandonaba el salón.

En cualquier caso, Daniel Touriño ha querido restar importancia a lo sucedido. Esta misma mañana indicó "no existió enfrentamiento físico ni nos insultamos", en alusión a lo ocurrido en el consistorio.

"Lo que hice fue pedir una disculpa que me fue denegada y por la que sigo esperando; simplemente se produjo un intercambio de opiniones", sostiene el concejal socialista.

Caamaño, “cansado de esta guerra de guerrillas”, reclama que se ponga fin a las difamaciones

El conservador Iván Caamaño trató de mediar en la disputa entre Daniel Touriño y el BNG para exigir a los ediles de esta formación que se disculparan. Aunque no tuvo éxito, de ahí que quiera condenar públicamente los hechos y diga estar cansado de esta “guerra de guerrillas que protagoniza el Bloque”.

"Los perfiles falsos de Facebook para insultar a miembros del PP y el PSOE están a la orden del día”

Iván Caamaño - Portavoz del BNG

Los ediles del PP transmitieron su apoyo a Touriño en el propio pleno, recordando que ellos también son víctimas de “esta política sucia del BNG de Catoira, con vídeos, ataques personales, desprecios, insultos y mentiras, faltando al respeto a los miembros de la Corporación”.

En este sentido, cree que “los perfiles falsos de Facebook para insultar a miembros del PP y el PSOE están a la orden del día”.

Te puede interesar:

Termina diciendo que “el BNG no respeta a la Corporación porque desde que perdió la Alcaldía se dedicó a mentir y manchar a los demás concejales”.

De ahí que el PP inste al BNG a pedir disculpas a Touriño y reclame que, de una vez por todas, “se ponga fin a este ataque contra los 8 concejales que no somos del BNG”.