El alcalde socialista de Catoira, Alberto García García, e Iván Caamaño, líder de la oposición con el PP y designado como “concejal encargado de relaciones con el ejecutivo gallego”, confían en que este arrope a la localidad para restaurar y revitalizar la vieja casa consistorial.

Puede que consigan el apoyo que buscan, ya que Luisa Piñeiro, la delegada territorial de la Xunta, cree altamente positivo el “clima de máxima colaboración y compromiso” entre su Administración y el Concello “para dar respuesta a las necesidades de los vecinos”.

Un clima de entendimiento institucional, dicho sea de paso, que “se verá reforzado en la presente legislatura”.

“La consecución de obras importantes”

Esto parece indicar que están superadas las aparentes diferencias existentes entre la cúpula del PP y su agrupación local cuando ésta decidió situarse al lado del alcalde socialista e incluso presentar una moción de censura contra el BNG. El resultado, dicen unos y otros, es “la consecución de obras importantes”.

Y la restauración del viejo consistorio es una de ellas, ya que permitirá “dotarlo de nuevos usos y abrirlo a la ciudadanía, ya que en la actualidad solo se emplea para aulas de apoyo de la escuela de música”, propone el ejecutivo local.

Un informe completo

Luisa Piñeiro considera esta reforma podría tener encaje en el paquete de ayudas para mejora de infraestructuras municipales que impulsa cada año Vicepresidencia Primeira, por lo que solicitó al alcalde y al concejal encargado de relaciones con la Xunta la elaboración de “un informe completo, que incluya también otros pequeños proyectos, para así comenzar con su gestión ante el ejecutivo gallego”.

La carretera PO-548 y Dimo

La Xunta también espera colaborar para mejorar la seguridad vial en la carretera PO-548, a su paso por la villa vikinga, y completando la red de saneamiento en Dimo, donde Luisa Piñeiro estuvo hace unos días para supervisar, junto a García y Caamaño, las obras de mejora de caminos municipales realizadas con fondos autonómicos.

Te puede interesar:

El campo de fútbol, en enero

En esa visita, por cierto, los representantes municipales agradecieron la colaboración de la Xunta, y más concretamente la concesión de un anticipo de 236.000 euros para remodelar el campo de fútbol de As Lombas; unas obras que se espera iniciar el mes que viene.