Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Vicente legaliza sus cementerios y afronta la construcción de 88 nichos más

Los vecinos interesados, que deben contactar con el párroco, tendrán que pagar 1.500 euros por sepultura. Pretenden iniciar las obras en enero

Imagen de archivo en la que se aprecian la vieja casa rectoral, los cementerios y la iglesia. Iñaki Abella

San Vicente de O Grove ha conseguido legalizar sus dos cementerios, que es algo por lo que peleaba intensamente desde hace años una comisión vecinal dirigida por el párroco que se encargó de las múltiples negociaciones y gestiones que era preciso realizar antes diferentes organismos. El siguiente paso, a partir de enero, es la construcción de 88 nichos más, repartidos en 22 panteones, para los que Patrimonio concedió autorización en noviembre de 2017.

Más adelante, quizás dentro de un par de años, será el momento de fusionar el viejo camposanto con el nuevo, lo cual constituye un asunto muy delicado en el que habrá que poner de acuerdo a los feligreses con panteones afectados, ya que habrá que derribar algunos, con las consiguientes exhumaciones, para habilitar la calle de enlace entre un cementerio y otro.

Aún queda mucho para eso; de ahí que el sacerdote Juan Ventura Martínez Reboeiras se centre ahora en la construcción de las sepulturas que pretende iniciar el mes que viene y que se venderán a 1.500 euros la unidad.

Visita al Arzobispado

Así lo transmitió ayer en Santiago, pues acudió al Arzobispado para hablar tanto de este proyecto como de la “legalización total” de los cementerios de San Vicente, “lo cual constituye una muy buena noticia y cierra un intenso trabajo realizado por la comisión negociadora durante los últimos años”.

La visita del arzobispo, Julián Barrio, a la casa rectoral de San Vicente, el pasado verano. FdV

De este modo, destacando esa “labor crucial y complicada”, el cura sostiene que “la parroquia está dando pasos muy importantes”, entre los que cita también la reconstrucción de la casa rectoral que se había construido en 1771 con forma de “L”, en dos plantas y a cuatro aguas.

“Los nuevos panteones tendrán fachada de piedra, dispondrán de acera y se cubrirán con una placa de hormigón para evitar filtraciones de agua”

Juan Ventura Martínez Reboeiras - Cura párroco de San Vicente de O Grove

decoration

Las obras que se llevan a cabo “están ya en su recta final”, por eso el sacerdote desea inaugurarla en enero y, si es que puede ser, dependiendo de cómo avancen los trabajos, coincidiendo con la festividad de San Vicente.

El párroco grovense, que anima a los vecinos interesados en comprar alguno de los nichos nuevos a que lo hagan saber cuanto antes, destaca que esos panteones “tendrán fachada de piedra, dispondrán de acera y se cubrirán con una placa de hormigón para evitar filtraciones de agua”.

Posted by Parroquia de San Vicente de O Grove on Sunday, April 14, 2019

Quieren festejar el 250 aniversario de la iglesia

El cura de San Vicente sostiene que 2021 será un año muy especial para la parroquia, “ya que celebramos que nuestra iglesia cumple 250 años”.

Según algunos documentos, este aniversario se habría alcanzado este mismo año, pero en realidad “la primera piedra se puso el 3 de febrero de 1771 y se inauguró el 1 de mayo”, explica.

Para ello, se efectuó el traslado del Santísimo desde la pequeña iglesia visigótica que había estado enclavada en Adro Vello (O Carreiro) hasta el nuevo templo, con la intención de “celebrar la primera misa, aunque no estaba terminado todavía”, relata Juan Ventura Martínez Reboeiras.

Con motivo de tal conmemoración, “queremos poner en marcha un amplio programa tanto religioso como cultural que incluya, al menos, una actividad importante cada mes”, pronostica el párroco.

La nueva casa rectoral podría estrenarse el mes que viene

Las obras para la reconstrucción de la casa rectoral de San Vicente, para las que se planteó inicialmente una inversión de unos 240.000 euros procedentes del Arzobispado de Santiago y de lo que el párroco pudo recaudar, comenzaron en 2018.

12

Juan Ventura Martínez, el cura revolucionario de O Grove

El sacerdote ya había anunciado en 2016 su intención de restaurar este inmueble, que estaba en situación ruinosa, con la intención de convertirlo en “un centro de convivencia y campamento para que los jóvenes disfruten en verano, teniendo en cuenta que es una zona preciosa, al lado de las playas”.

De hecho, en la conocida como Horta do Cura, donde se sitúa, ya se promueven acampadas juveniles cada verano.

Imagen de archivo del cura de San Vicente ante la casa rectoral.

Las características de la iglesia


Aunque hay referencias que hablan de su construcción en 1770, no fue hasta 1771 cuando se levantó la actual iglesia parroquial de San Vicente de O Grove, que se caracteriza por disponer de una planta rectangular que se divide en tres tramos de bóveda de cañón y coro alto, capilla mayor rectangular, con bóveda de crucería cuadripartita, con arco triunfal de medio punto sobre pilastras y sacristía rectangular en la cabecera, cubierta con bóveda de cañón.

Con 250 años, se trata de un elemento esencial de patrimonio de O Grove, donde se ha convertido en un elemento de valor turístico más, gracias a su fachada enmarcada por pilastras, su portada con arco enmarcado con moldura y su torre, provista de un campanario central de estilo barroco compostelano, de un solo cuerpo y terminado con decoración de placas.


Está ubicada al revés

Como ya se explicó en otras ocasiones, una de las principales características de esta iglesia es que está ubicada al revés, con su entrada hacia el sol naciente, en lugar de hacia poniente. Además de disponer de una pila bautismal -la original- que se ubica al lado contrario de lo que suele ser habitual.

No menos importantes resultan, desde un punto de vista patrimonial, las escaleras del atrio y el crucero de piedra existente en el mismo.

Todo ello, junto a la Fonte do Santo, que según la leyenda tiene “propiedades milagrosas para los males de la cabeza”, integran la candidatura de San Vicente de O Grove a conseguir el reconocimiento de Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de Conjunto Histórico.

Es una propuesta que realizó hace años el Club Náutico de San Vicente, bajo presidencia de Ignacio Montenegro, para estos y otros elementos localizados entre Punta Castriño y la playa de Area Grande.


El llavero que reproduce la moneda encontrada en Adro Vello.

El llavero que reproduce la moneda encontrada en Adro Vello. FdV

Venta de llaveros con la moneda de Adro Vello para recaudar fondos

Para conseguir dinero y ayudar a reconstruir la casa rectoral, el cura de San Vicente organizó excursiones, grabó un disco de música sacra y vendió llaveros con acabado en bronce.

Son una réplica de la popular moneda de Adro Vello, que representa el traslado de los restos de Apóstol Santiago desde Jerusalén y fue hallada en el siglo XII, para ser depositada en el Museo de las Peregrinaciones.

Apareció durante las excavaciones efectuadas en el yacimiento arqueológico de Adro Vello (O Carreiro) bajo la dirección del profesor José Carro Otero. Lo que hizo el cura fue vender cada llavero a 7 euros.

Compartir el artículo

stats