Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El honor y la responsabilidad de contar y cuidar la historia

Benito Leiro será elegido cronista oficial del Concello de Vilanova en base a su dilatada trayectoria como escritor y periodista

Benito Leiro, ayer, en Vilanova junto a la estatua de su admirado Julio Camba.  | // NOÉ PARGA

Benito Leiro, ayer, en Vilanova junto a la estatua de su admirado Julio Camba. | // NOÉ PARGA

Vilanova vuelve a apostar por la figura del cronista oficial. Tras el fallecimiento de Xosé Lois Vila Fariña, ese cargo honorífico quedó desierto y el gobierno encabezado por Gonzalo Durán ha decidido elegir a Benito Leiro Conde como el perfil ideal para desempeñar esa función, a la espera de que dicha propuesta sea aprobada en el pleno de mañana lunes.

“Será la persona que dé fe para la historia de la celebración de diferentes hechos que suceden en el ayuntamiento. Para ello buscamos a la persona que nos parecía que reunía más condiciones. En el pueblo de Julio Camba y Valle-Inclán tiene que ser una persona ligada al mundo de la cultura y el escritor que tenemos en el pueblo de mérito es Benito Leiro. A él le encomendamos la promoción y divulgación de nuestro concello”, apuntó el alcalde vilanovés.

Una elección que en el propio Benito Leiro ha causado “un profundo agradecimiento porque depositan en mí una gran responsabilidad además de un gran honor porque para cualquier periodista o cualquier escritor que lo nombren cronista oficial es una de las mayores alabanzas que le pueden hacer”. En la misma línea añadió que “espero responder con mi trabajo a las expectativas que se depositan en mí y estar a la altura de lo que merece la cultura vilanovesa para su promoción y difusión en Galicia y en toda España”.

A la espera de su aprobación plenaria, Leiro Conde asume la responsabilidad de erigirse en altavoz de una cultura que cuenta con referentes indiscutibles como los hermanos Camba o Valle-Inclán. En la hoja de ruta del periodista de 63 años está el sacar partido a sus largos años de investigación y documentación. “Tengo una ventaja que llevo años trabajando en una biografía de Julio Camba y llevo mucho tiempo hurgando en la hemeroteca de los periódicos gallegos. Y en ese proceso me encontré muchísimas noticias de la vida vilanovesa del siglo XX y finales del siglo XIX. No soy historiador, pero me gustaría que se conociese la Vilanova del siglo XX”.

A ese formato de crónica histórica le ayudará una extensa trayectoria como periodista y escritor. Tras cursar estudios en la Universidad de Santiago de Compostela fue en El Correo Gallego donde empezó su ejercicio profesional en 1984. Posteriormente tuvo paso por el extinto Xornal Diario antes de formar parte, ya en 1993, del despegue de la edición Arousa de FARO DE VIGO, casa en la que ejerció de delegado cinco años, hasta 1999.

Su etapa profesional continuó durante tres lustros como responsable de comunicación del Concello de Cambados. Fue esta una etapa en la que también se convirtió en el artífice de la revista municipal “A Calzada” y en la que, entre 2001 y 2009, se reflejaba el día a día de la localidad. “Todavía está en las casas de muchísimas familias cambadesas, pero el alto coste y la crisis terminó con su publicación”.

En su extensa trayectoria existen también importantes trabajos literarios y colaboraciones altamente reconocidas. La primera de ellas llevó por título “El hombre que no quería ser nada”, su primer relato basado en la biografía de Julio Camba en 1986 y que se llevó el premio en el centenario del escritor homenajeado. También Benito Leiro fue el autor del primer libro sobre narcotráfico y el contrabando escrito en gallego. Nos referimos a “Un lugar tranquilo” y que llegó a las librerías en 1994.

Perfecto conocedor de la idiosincrasia de toda la comarca, en 2004 vio la luz “Planeta Arousa”. Todo un glosario de sus artículos periodísticos de referencia que llegó dos años después de “A Festa do Albariño. 50 anos da historia de Cambados”, una publicación que, como su propio autor define, “fue un trabajo de mucha hemeroteca y de documentación del propio ayuntamiento”.

También colaboró con Vila Fariña en la biografía de Julia Becerra Malvar, así como en la publicación en la revista Cuadrante de su trabajo que revelaba la desconocida amistad entre Valle-Inclán y los hermanos Camba. Atrás quedan también su participación en cursos de verano de las distintas universidades españolas sobre la figura de Julio Camba. Muy conocido es también el libro “La generación perdida” y que dio origen a un documental de televisión que recibió el premio Reina Sofía bajo la producción del coruñés José Ángel González.

Su próximo proyecto es la biografía de Julio Camba que espera ver la luz el próximo año y que pretende se convierta en “una especie de homenaje de Arousa a Julio Camba y a la inversa porque desconocemos la cantidad de artículos que dedicó a esta comarca cuando nadie se promocionaba turísticamente. Arousa le debe mucho y en el libro voy a reflejar todo ese cariño. El verdadero cronista oficial de la comarca fue Julio Camba. Los primeros turistas llegaron aquí atraídos por los artículos de Julio Camba en los años 50 y 60”.

Ahora le corresponde asumir un cargo de cronista oficial del que reconoce que “lo que me motivó es que realmente Vilanova, sea yo u otra persona, sí creo que necesita a alguien que cuente su cultura y su desarrollo social. Es un honor y responsabilidad enorme, pero nunca podré estar a la altura de Vila Fariña”, concluye.

Compartir el artículo

stats