Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidade ordena el cierre perimetral de Meis, Meaño y Ribadumia, y ya solo se salva A Illa

Las restricciones especiales son como las ya aplicadas en los otros grupos de concellos (Cambados-Vilagarcía-Vilanova y Sanxenxo-O Grove) | Cierra la hostelería, solo se podrán reunir convivientes y se reducen los aforos

Clientes en la terraza de Casa Samuel, en Meis. |   // NOÉ PARGA

Clientes en la terraza de Casa Samuel, en Meis. | // NOÉ PARGA

Encontro de Ribadumia ya cerró la persiana. | // NOÉ PARGA

Terrazas hosteleras ayer en Dena. | // NOÉ PARGA

Bar Che, en Ribadumia. | // NOÉ PARGA

La práctica totalidad de la comarca de O Salnés ha quedado bajo la orden de restricciones especiales como medida para frenar la propagación del coronavirus, al plantear el comité de expertos el cierre perimetral de los concellos de Meaño, Meis y Ribadumia. Ahora solo queda A Illa de Arousa como único territorio de la comarca libre de los cierres, pero aislado de todo el resto.

Este tecer cierre perimetral, a pesar de limitar con los otros dos (Vilagarcía-Vilanova-Cambados y Sanxenxo-O Grove), solo permite la interacción entre meisinos, meañeses y ribadumienses, ya que no podrán tener contacto con los otros grupos de concellos, salvo en los casos especiales como visitas médicas, trámites justificados y acreditados, razones laborales o escolares con certificación.

La medida sanitaria causó sorpresa en los tres municipios. La alcaldesa de Meis y presidenta de la Mancomunidade do Salnés, Marta Giraldez, manifestó que “la decisión del comité clínico nos deja un poco trastocados porque se aplica el cierre de la hostelería y nosotros teníamos una campaña de apoyo a este sector y al comercio a partir el día 5. Hablaremos con los hosteleros y si no se puede hacer ahora, la dejaremos para otro momento. Dentro de la situación complicada que estábamos atravesando nos sentíamos un poco tranquilos porque, aunque con limitaciones, la hostelería estaba funcionando y ahora las restricciones para este sector, y en una época que es buena para la hostelería, nos preocupa bastante”.

La regidora puntualizó que en Meis no hay ningún brote porque los casos que tenemos son de origen diverso. “Nos comentaba el gerente del área sanitaria que estuvieron esperando en las últimas semanas siguiendo las incidencias, para ver si se controlaban, pero al ver que no es posible tomaron esta decisión. No nos queda más que apoyarla, aunque no nos guste porque por encima de todo está la salud de nuestra gente y las demás actividades pueden esperar”, declaró.

Por su parte, el alcalde de Ribadumia, David Castro, al serle comunicado el cierre perimetral por parte de la Consellería de Sanidade, convocó una reunión urgente de su equipo de gobierno a las 14 horas, en la que se planteó la bonificación, nuevamente de la parte proporcional del cierre en los impuestos municipales que afecten a la hostelería, la publicación de bandos con las medidas restrictivas y la puesta a disposición del teléfono de contacto para ayuda a aquellos positivos o en cuarentena, entre otras medidas. Las novedades fueron informadas en una reunión de la comisión de seguimiento celebrada por la noche.

“El Concello de Ribadumia muestra su respeto a la decisión tomada por la Consellería para intentar bajar la incidencia del COVID, puesto que lo más importante es la salud de la población”, declaró.

El alcalde de Meaño, Carlos Viéitez, también recibió con sorpresa la comunicación telefónica sobre el cierre perimetral.

El número de casos activos de COVID en Meaño había subido el jueves hasta los 26, colocándose así en el límite para estas restricciones. El concello de Meaño se hacía eco ayer de que los casos activos habían bajado a los 24. Entre los brotes destacan los 13 casos en una misma familia de una de las localidades meañesa

El cierre perimetral en Meaño ha supuesto el aplazamiento de la concentración anunciada para mañana en la plaza de Ponte-Dena, en demanda de la restitución de servicio de pediatría.

También suspenden los ensayos de las bandas de música Infantil y Xuvenil, además de la BUMM previstas para el fin de semana, en el pabellón de Xil, para garantizar distancias entre los músicos. Sí mantiene su actividad la Escola de Música Municipal de Meaño.

Los hosteleros recibían la noticia con gran sorpresa. Es el caso de Alfonso Blanco Tío, de Paradela, en Meis, “Casa Samuel”.

“Me pilló de imprevisto, no me lo esperaba y tengo el negocio con mucha mercancía justo en una época de más trabajo. Además vendo la Lotería. Tengo 22 empleados que irán al ERTE”, manifestó Alfonso Blanco.

Ayer los locales de hostelería de los tres municipios se llenaban de clientes, a modo de despedida porque hoy bajará sus persianas.

El cierre de la hostelería será total, salvo comidas y bebidas para llevar, o venta de lotería en el caso de establecimientos autorizados. También se cierran temporalmente las actividades no esenciales y se limitan los grupos, tanto en espacios públicos como privados, exclusivamente a los convivientes.

La situación de contagios no mejora en los concellos que ya llevan 3 semanas con mayores restricciones

En los cinco municipios de la comarca que ya llevan tres semanas con restricciones especiales se mantienen aún altos índices de contagio. Vilagarcía de Arousa contabiliza 76 infectados por coronavirus y 320 contactos en seguimiento. En Cambados, hay 74 casos y 239 contactos en seguimiento. Vilanova de Arousa, tercer integrante del perímetro, se mantiene en 32 personas con el virus. En el otro grupo de concellos está Sanxenxo con 81 casos y O Grove que registra 51 infectados y 168 contactos en seguimiento. En el ámbito educativo hay 62 positivos distribuidos en 32 centros de los nueve concellos de la comarca. Las residencias de mayores de Ribadumia, Cambados y Vilagarcía suman 42 casos, siendo Domusvi con 38 positivos, la de mayor número de casos. Preocupa también el alto número de contagiados en el concello de Valga, que podría ser candidato a nuevas restricciones. El área sanitaria de Pontevedra-O Salnés mantiene 55 pacientes COVID ingresados en planta de hospitalización de los que 46 están en el CHOP, 4 en el Hospital QuirònSalud de Pontevedra y cinco en el Hospital Comarcal do Salnés. Además, hay siete pacientes con coronavirus en la unidad de cuidados críticos del Hospital Montecelo. El total de casos activos asciende a 1.200 (catorce menos que en la jornada anterior) de los que 1.138 permanecen evolucionando en domicilio.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats