Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La venta de lotería de Navidad se desploma al fallar los encargos de bares y asociaciones

La facturación en ventanilla sí es similar a la de los últimos años | Algunos bancos rechazan pagar las participaciones | Se estima que la facturación disminuirá un 30%

Carlos Cores, ayer, atiende a una clienta en la administración de San Roque. | // IÑAKI ABELLA

Las ventas de Lotería de Navidad se han desplomado este año. A nivel estatal se estima que el descenso de facturación rondará el 30 por ciento, y aunque los loteros consultados ayer por FARO todavía no han realizado la contabilidad para confirmar o desmentir este porcentaje, lo que tienen claro es que se venderá bastante menos. “El descenso es inevitable”, afirma Carlos Cores, administrador de la oficina de loterías de la calle San Roque, en Vilagarcía.

Cores sostiene que, “en ventanilla vamos más o menos como todos los años. En ese sentido las administraciones están funcionando normal”. Pero lo que han caído en picado son las ventas de lotería para bares, clubes deportivos, peñas de amigos o asociaciones culturales, que otros años la compraban para repartir en participaciones.

El cierre de la hostelería, la falta de actividad en los clubes deportivos de base, el miedo de colegios e institutos a organizar excursiones de fin de curso, y los reparos de las asociaciones y comisiones de fiestas a hacer el tradicional “puerta a puerta” han provocado un descenso significativo de las ventas para el sorteo del Gordo. “Pase lo que pase a partir de ahora, al no vender para fuera, eso ya es irrecuperable”, advierte Carlos Cores.

Además, hay otro factor que dificulta las ventas, y es que algunos bancos han declinado este año recoger y pagar participaciones, habida cuenta de que también son tiempos difíciles en las sucursales.

Manuel Núñez, propietario de la administración de A Illa, realiza un balance similar. “Las ventas van más lentas. En ventanilla la lotería de Navidad se está vendiendo más o menos bien, pero donde se nota el bajón es en la lotería que nos encargan de fuera”. Eso sí, señala que han aumentado las ventas online. “Sí que hay más pedidos para fuera, pero no compensan la pérdida. Las ventas online aún representan una parte pequeña del total”, argumenta Núñez.

Jessica Allo y Rubén Rodríguez, del Conxuro da Meigha, de Barrantes (Ribadumia) atribuyen también el descenso de la facturación a la caída del turismo y de las excursiones de grupos organizados durante el pasado verano. “Falló mucha de esa lotería que sacábamos en verano para los bares que están cerca de los hoteles”, declaran.

Ellos también han vendido más a través de las aplicaciones online. “Pero eso ya no es solo por el Covid. La gente está comprando cada vez más por internet”.

La misión imposible de encontrar el número 14.320

El sorteo del Gordo de Navidad está siempre acompañado de supersticiones, manías y hasta adivinaciones. Por eso, uno de los números más deseados este año fue el 14.320, por la fecha de declaración del primer estado de alarma por el coronavirus, el 14 de marzo. Carlos Cores, Manuel Núñez y los responsables del Conxuro da Meigha recibieron llamadas preguntando por ese número. “Las administraciones que lo tuvieron ya lo agotaron entre julio y agosto”, cuenta Cores. Jessica Allo desvela que ella le consiguió una serie a una clienta, pero que fue en las primeras semanas del verano. “Ahora ya es imposible encontrar ese número”. Otra de las tradiciones del Gordo es pedir lotería con la terminación de las decenas del año en curso. Esa es la razón de que la administración de Barrantes vendiese en poco más de un día una serie completa del 71.020. “Ya se vendió prácticamente todo por teléfono”. En la administración de San Roque también han notado un interés especial por los décimos finalizados en 19, lo cual podría estar relacionado con el año de inicio de la crisis sanitaria causada por el coronavirus. Son también muy deseados los números terminados en 13, por lo que son igualmente muy difíciles de conseguir. Asimismo, es frecuente buscar boletos que representan fechas que han sido importantes a título personal o familiar, como la fecha del nacimiento de un hijo o de la boda. Unas búsquedas que ahora son más sencillas gracias a internet.

Compartir el artículo

stats