Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El virus se desboca en O Salnés y el Sergas hará pruebas serológicas en Cambados desde mañana

Entre Sanxenxo, Vilagarcía, Vilanova, O Grove y la Vila do Albariño ya suman 317 casos activos de Covid-19, 20 más que en la víspera | El buen tiempo y los mercados hicieron que las calles se llenasen ayer de gente

Aspecto del mercadillo ambulante de Vilagarcía, durante la mañana de ayer.

Aspecto del mercadillo ambulante de Vilagarcía, durante la mañana de ayer.

Grupos de personas conversan en la calle, en Vilagarcía. | // IÑAKI ABELLA

Viandantes en la Plaza de Galicia, a mediodía de ayer. | // IÑAKI ABELLA

El Sergas reportó ayer a los municipios arousanos más castigados por el coronavirus unos datos descorazonadores. Hacía tiempo que O Salnés no presentaba unas cifras conjuntas de nuevos contagios tan elevadas. Y es que entre Cambados, Sanxenxo, Vilagarcía, O Grove y Vilanova ya suman 317 casos activos de Covid-19, lo que supone 20 más que en la víspera. La evolución es tan mala que el Sergas prevé iniciar mañana lunes una nueva ronda de pruebas serológicas masivas en el centro de salud de Cambados.

Los vecinos serán convocados de forma aleatoria para someterse a la prueba (consistente en la extracción de sangre tras una punción en un dedo), y el objetivo es conocer el nivel de transmisión comunitaria que hay en el pueblo y elaborar una estimación de cuántas personas tienen ya anticuerpos del coronavirus.

Y mientras los contagios suben en O Salnés pese a las restricciones que están vigentes desde hace semanas, en la calles se respira un ambiente de casi absoluta normalidad. En Vilagarcía, ayer por la mañana, las calles estuvieron llenas de gente, se veían bastantes desaprensivos con la mascarilla de babero, eran frecuentes los corrillos de no convivientes, y la afluencia al mercado ambulante y a la plaza de abastos fue muy elevada.

Cambados

El concejal de Sanidade de Cambados, Constantino Cordal, manifestó ayer su enorme preocupación por la evolución del SARS-CoV-2 en la localidad. El Sergas reportó ayer al Ayuntamiento la existencia de 80 positivos, seis más que en la víspera. Además, en las últimas horas falleció por coronavirus un hombre de 86 años, residente en el asilo, convirtiéndose en la segunda víctima mortal de Cambados en lo que va de emergencia sanitaria.

“Estamos sin lugar a dudas en el peor momento de la pandemia en Cambados”, subraya Constantino Cordal. Explica que durante el pico de contagios de la primera ola, llegó a haber una treintena de positivos en la Vila do Albariño, “y ahora estamos en ochenta. Es una cifra muy preocupante”.

El edil de Sanidade ha anunciado que en los próximos días se va a intensificar la presencia de la Policía Local en las calles, y que Protección Civil va a salir de nuevo con un sistema de megafonía, recordando a los vecinos que deben usar la mascarilla en todo momento y guardar las distancias de seguridad.

Además, Constantino Cordal confía en que la Xunta de Galicia prorrogue un poco más las restricciones especiales, que en principio podrían decaer justo antes del inicio del Puente de la Constitución. “Considero que no se deben relajar las medidas en el puente de diciembre. Una relajación en esas fechas podría ser fatal a las puertas de la Navidad”, sentenció.

El concejal de Sanidade ha vuelto a insistir en la importancia de que cada persona, a título particular, cumpla las normas. “Tenemos que evitar las salidas y las reuniones que no sean estrictamente necesarias. Si no paramos el virus entre todos, seguirá muriendo gente en Cambados”.

Los demás concellos

En Sanxenxo se notificaron ayer 80 positivos (tres más que en la víspera); en Vilagarcía hay 76 (cinco más que el viernes); se diagnosticaron dos positivos más en O Grove (para un total de 49); y en Vilanova hay 32 enfermos, cuatro más que en el balance anterior.

En estos momentos, Cambados, Sanxenxo, Vilagarcía, O Grove y Vilanova están sometidos a algunas de las limitaciones sociales más severas de Galicia. Están prohibidas las reuniones entre no convivientes, la hostelería está cerrada y no se puede entrar ni salir de estas localidades sin causa justificada. Además, está vigente el toque de queda entre las 23.00 y las 6 horas.

El 95 por ciento de los contagiados están pasando la enfermedad confinados en sus domicilios

En el conjunto del área sanitaria Pontevedra-O Salnés hay 1.242 casos activos. Son siete más que en la víspera, después de que los médicos diesen el alta a 80 pacientes, y diagnosticasen otros 87 positivos. El 95 por ciento de los diagnosticados están pasando la enfermedad en casa, pero hay 53 pacientes ingresados. De estos, cuatro están en el Hospital do Salnés y seis en la unidad de críticos de Montecelo. En lo que respecta a los centros educativos, hay casos activos en 37 guarderías, colegios o institutos de O Salnés y Ullán. En total, hay 61 positivos, y hay dos aulas cerradas. Por número de infectados, los peores datos se dan en estos momentos en el colegio cambadés de Vilariño (seis positivos) y en institutos como el Francisco Asorey, también de Cambados, con cinco contagiados.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats