Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mexillón de Galicia refuerza su apuesta por la economía circular y la acuicultura sostenible

Afronta la contratación de una empresa para ejecutar el proyecto Acuieco, mediante en el que se quiere evitar la generación de basura marina durante el ciclo de cultivo | La adjudicataria organizará charlas informativas

Lina Solla Sanmartín, presidenta de Mexillón de Galicia.

Lina Solla Sanmartín, presidenta de Mexillón de Galicia. FdV

Después de haber puesto en marcha el proyecto Acuieco, con el que persigue avanzar hacia una acuicultura más sostenible en las Rías Baixas, el Consello Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Mexillón de Galicia da un paso más.

Lo hace al afrontar un proyecto de contratación mediante el que busca una empresa solvente que sea capaz de desarrollar actividades como la realización de un diagnóstico del proceso productivo del molusco, estudiando los materiales que se emplean y sus características en las fases de obtención de mejilla, encordado, desdoble y cosecha.

La firma que resulte beneficiaria de este proceso de adjudicación abierto por el Consello Regulador también procederá a detectar y e inventariar los puntos o acciones que conllevan pérdida de materiales durante el laboreo, como los palillos, cuerdas o sacos.

Al igual que determinará las necesidades existentes para que la actividad sea más sostenible en el marco de un sistema de economía circular, es decir, evitando generar residuos y aprovechando los demás para su reciclaje o eliminación controlada.

Bateas de mejillón en un polígono de O Grove con cuerdas sobre el emparrillado. M.M.

El órgano rector de la DOP, presidido por Lina Solla Sanmartín, impulsa así una subcontratación de servicios dentro del proyecto aludido para desarrollar acciones específicas como “el análisis del ciclo de cultivo del mejillón en batea desde una perspectiva de economía circular; el diseño y participación en dos mesas de trabajo; definición de encuestas y determinación de buenas prácticas para el sector”.

Al igual que deberá ocuparse de un “estudio técnico de los procesos implicados en la pérdida de materiales y un estudio de todos los empleados en el ciclo de cultivo”, sin dejar de lado un informe sobre necesidades y opciones para sustituir esos materiales de acuerdo con las normas internacionales de protección medioambiental y sostenibilidad.

31

Intensa descarga de mejillón en los puertos gallegos Manuel Méndez

8 meses y 30.000 euros

No van a faltar las pruebas de campo para comprobar la efectividad de las medidas que se propongan ni las reuniones informativas con los mejilloneros para divulgar buenas prácticas en el laboreo.

Todo esto se llevará a cabo durante un periodo estimado de ocho meses, con un presupuesto de 30.000 euros, a manos de una empresa que debe acreditar experiencia en consultoría ambiental en el ámbito de los residuos marinos, “así como disponibilidad de personal vinculado a la ejecución del proyecto con titulación universitaria en Biología”, explica Joaquín Garrido Pardo, el secretario del órgano que preside Lina Solla.

"La empresa beneficiaria debe tener disponibilidad de personal vinculado a la ejecución del proyecto con titulación universitaria en Biología”

Joaquín Garrido Pardo - Secretasio general del Consello Regulador Mexillón de Galicia

decoration

Para seleccionar esa empresa, el Consello Regulador valorará “la experiencia en proyectos y actividades relacionadas con la problemática de la basura marina”, como también el hecho de que haya participado en proyectos o acciones vinculadas al cuidado del medio natural en colaboración con entidades de pesca, marisqueo y acuicultura en Galicia.

La descarga del mejillón no descansa Manuel Méndez

Igual de importante es que las empresas aspirantes acrediten experiencia “en la formulación, captación de fondos y gestión de proyectos financiados por la Fundación Biodiversidad a través de fondos FEMP y dentro del programa Pleamar”, en el que se encuadra, precisamente, este proyecto de Mexillón de Galicia.

La adjudicataria deberá tener, también, experiencia en gestión y conocimiento de recursos naturales y espacios protegidos, “incluida experiencia en la organización de eventos de divulgación y difusión de problemáticas ambientales”.

Menor impacto ambiental y cambio de hábitos

El proyecto “Acuicultura sostenible y economía circular” (Acuieco), liderado por el Consello Regulador do Mexillón de Galicia, cuenta con la colaboración de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través del programa “Pleamar”, cofinanciado por el FEMP.

Con esta iniciativa el sector quiere avanzar hacia una acuicultura más sostenible, para lo cual se marca objetivos específicos como “desarrollar conocimientos técnicos, científicos u organizativos en las explotaciones acuícolas que reduzcan el impacto en el medio ambiente y faciliten una producción más sostenible”.

Como también quiere reducir el impacto ambiental, mejorar el uso sostenible de los recursos, fomentar la participación y cambio de hábitos entre los bateeiros, fortalecer la colaboración entre agentes de I+D+i y operadores del sector acuícola y, por último, visibilizar la igualdad de género.


Harán pruebas piloto en zonas protegidas por la Red Natura situadas en la ría de Arousa

A partir de los datos obtenidos con el proyecto Acuieco se realizará un informe de situación de partida sobre la sostenibilidad del proceso productivo, definiendo las necesidades detectadas y las opciones de cambio teóricas para hacer el proceso más sostenible.

Explican sus promotores que, con el fin de testar dichas opciones, “a continuación se llevarán a cabo pruebas piloto de efectividad de las medidas propuestas con productores de la zona Red Natura de Rías Baixas”, y más concretamente en la ría de Arousa.

Esas pruebas se centrarán en la reducción de la pérdida de los palillos que se emplean para distribuir el peso en las cuerdas de cultivo de mejillón, pero también tratarán de determinar la vida útil de las cuerdas y demás materiales empleados en el proceso de cultivo, como los sacos plásticos que se emplean para sacar el mejillón de fresco o para reparqueo.

Según detalla el proyecto, “podrán realizarse en todas o algunas de las fases de producción e incluyen la adquisición de materiales, su colocación y recogida en el proceso productivo”.

Con los resultados obtenidos se elaborará un “informe de medidas correctoras para la sostenibilidad del proceso productivo”, estableciendo en el mismo las acciones de futuro a emprender.

El proyecto se completará con la realización de vídeos divulgativos en los que mostrar a mujeres acuicultoras “explicando la sostenibilidad del cultivo del mejillón y fomentando las buenas prácticas”.

Compartir el artículo

stats