Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La flota de enmalle se olvida del buey

Los pescadores largan sus miños en las zonas de abundancia de centollo

Dos marineros con sendos ejemplares de buey, en O Grove.

Cumplida la segunda semana de campaña, puede decirse que el buey de mar es un bien más escaso que nunca. Esto se debe a diversas causas naturales, pero también a que la flota de enmalle centra su actividad en una especie que le resulta más rentable, como es el centollo.

Lo cierto es que el buey se mueve por diferentes zonas habitualmente más profundas que las que frecuenta el centollo. De ahí que las redes conocidas como miños, que son las que emplea la flota de enmalle, no estén llegando a los lugares en los que se encuentra la primera especie.

Nueva bióloga

Esta es solo una de las razones, como confirma, tras hablar con el sector, la nueva asistente técnica (bióloga) de la cofradía de pescadores San Martiño, la grovense Alexia Costas Prol.

Aunque también asume que puede haber otras de las que ya se habló en ocasiones anteriores, como puede ser el hecho de que el buey no alcance su maduración sexual hasta los cinco o seis años, lo cual ralentiza mucho más el periodo de reproducción.

Subasta de buey en la lonja de O Grove.

Subasta de buey en la lonja de O Grove. M.M.

Sea cuál sea la causa, lo cierto es que la presencia del buey está siendo testimonial en las lonjas.

En la de O Grove, por ejemplo, se vendían el jueves solo dos piezas, una de 1,25 kilos de peso, despachada a 12 euros, y la otra, de solo un kilo, y salió a 5 euros.

Los mejores días hasta entonces habían sido el lunes y el miércoles, con solo ocho kilos de buey listos para su subasta, en ambos casos.

"Nuestra flota selecciona más y mejor el producto antes de descargarlo y llevarlo a lonja"

Alexia Costas Prol - Bióloga de la Confraría de Pescadores San Martiño

decoration

La mayor calidad del centollo

Así pues, las miradas siguen puestas en el centollo, que en O Grove alcanza más calidad “gracias a las condiciones de afloramiento que tenemos en la ría y a que nuestra flota selecciona más y mejor el producto antes de descargarlo y llevarlo a lonja”, reflexiona la nueva bióloga del pósito, que tomó posesión el pasado mes de agosto.

Además, sentencia, en O Grove “hay mucha gente que lleva toda la vida y sabe dónde se encuentran los sitios en los que pescar el mejor producto”.

Compartir el artículo

stats