Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O Grove pide ayuda para implementar el Plan de Acción para el Clima y la Energía

El pleno analiza el informe de riesgos y fortalezas de la localidad meca, donde una de las principales amenazas son las inundaciones

La concejala de Medio Ambiente, Ángeles Domínguez, observando aves en la ensenada de A Toxa.

La concejala de Medio Ambiente, Ángeles Domínguez, observando aves en la ensenada de A Toxa. M.M.

El Concello de O Grove forma parte del Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía desde el pasado mes de junio. Esto implica disponer de un Plan de Acción para El Clima y la Energía Sostenible (Paces), el cual será aprobado el día 27 por el pleno de la Corporación, dando pie a la solicitud de las ayudas económicas pertinentes.

La sesión se adelanta tres días respecto a la fecha inicial porque el 30 es el día tope para acceder a las subvenciones disponibles de acuerdo con la Orden de 5 de mayo de 2020, de la Consellería de Medio Ambiente, por la que se establecen las bases reguladoras para la concesión de ayudas cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), con cargo al programa operativo 2014-2020.

El período subvencionable será el comprendido entre el 1 de enero y el 30 de noviembre, ambos inclusive, advirtiéndose de que el lunes 30 es la fecha límite para ejecutar el proyecto y presentar la documentación justificativa de las inversiones.

Dos líneas de acción

En dicho pleno se explicará que el Plan de Acción meco se estructura en dos partes claramente diferenciadas. La primera de ellas hace alusión a la energía sostenible, marcándose como objetivos “la descarbonización del territorio municipal” y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% para el año 2030, tomando como referencia el resultado del inventario de emisiones producidas en 2015 de los sectores municipal, residencial, transporte, energías renovables y gestión de residuos y agua”.

La segunda parte del Plan de Acción se refiere al período 2016-2030 y alude a “acciones puestas en marcha desde el municipio o ya programadas que suponen una reducción de emisiones de los gases de efecto invernadero, proponiendo nuevas acciones de mitigación a ejecutar en el período 2021-2030”.

El alcalde de O Grove, José Cacabelos, y Francisco Meis, el técnico de Medio Ambiente que elaboró el informe que se eleva a pleno.

Y en base a todo ello se contemplan “medidas destinadas a la movilidad sostenible, la producción de energía renovable y la gestión de la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos, fomentando la recogida selectiva de biorresiduos para destinarlos a compostaje o a la digestión anaerobia y posterior tratamiento de la fracción vegetal, los biorresiduos de grandes generadores de los mismos y los procedentes de los hogares”.

Otros municipios implicados

Se establece así porque el Pacto de los Alcaldes compromete a O Grove y demás firmantes, como Sanxenxo, Ribadumia, Caldas, Padrón, Valga, Barro, Arbo, Moaña, Moraña, Ribeira, A Estrada, Marín, Cangas, Boiro y tantos otros, a afrontar un paquete de medidas por el clima y la energía antes de 2030.

Aunque la visión común de todos los firmantes está puesta en el horizonte de 2050, abogando por la descarbonización de los territorios, fortalecer su capacidad para adaptarse al impacto del cambio climático y conseguir que los ciudadanos disfruten de acceso a una energía segura, sostenible y asequible.

Para lograr todo esto se comprometen, por ejemplo, a preparar durante los dos primeros años tras su adhesión el citado Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible, en el que esbozar las acciones clave a emprender. Y es ahí, para hacer realidad esa planificación, cuando entra en juego la subvención que el pleno de la Corporación solicitará el día 27, una vez completado su propio Plan de Acción por el Clima.

Inventario de Emisiones de Referencia y una Evaluación de Riesgos

En el mismo documento se incluye un Inventario de Emisiones de Referencia y una Evaluación de los Riesgos y Vulnerabilidades Climáticos, además de concretar las acciones precisas para recortar las emisiones de CO2 en, al menos, un 40%, antes de 2030.

O Grove, que ya participa en entidades supramunicipales como la Red Española de Ciudades por el Clima, la Red Española de Ciudades Saludables y la Red de Gobiernos Locales por la Biodiversidad, da así un paso más en pro de la preservación medioambiental, comprometiéndose a actuar para respaldar la implantación del objetivo europeo de reducción de los gases de efecto invernadero.

O Grove es un municipio que vive pegado al mar, y eso también se hace constar en el informe. M.M.

Fue en mayo cuando la concejala de Medio Ambiente, Ángeles Domínguez, anunció que se ponía en marcha el proceso para formar parte de este Pacto por el Clima y la Energía.

Aclaraba la edil socialista que esto quería decir que la localidad se sumaba al modelo “20/20/20”, como se define la aspiración de aumentar la eficiencia energética un 20%, aumentar el uso de energía procedente de fuentes renovables en otro 20% y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20% a lo largo de este año 2020.

"Nuestra participación guarda relación directa con las denominadas ‘soluciones inteligentes’ para hacer frente a los retos sociales y técnicos de la transición energética que el Concello ya está poniendo en marcha”

Ángeles Domínguez - Concejala de Medio Ambiente de O Grove

decoration

O Grove se comprometía así con las políticas medioambientales de la Unión Europea y el gobierno local decía aspirar a “ir más allá” mediante la aplicación de “medidas de eficiencia energética y acciones relacionadas con la promoción de las energías renovables y de la movilidad urbana sostenible”.

En este sentido, Ángeles Domínguez destacaba que esta participación de O Grove “tiene relación directa con las denominadas ‘soluciones inteligentes’ para hacer frente a los retos sociales y técnicos de la transición energética que el Concello ya está poniendo en marcha”.

El Complejo Intermareal Umia-O Grove. M.M.

Eficiencia energética y concienciación

La importancia del Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible del Concello de O Grove radica en su pleno respaldo a los compromisos adquiridos cuando se adhirió al Pacto dos Alcaldes, “que se articula sobe objetivos específicos como diseñar una estrategia, cumplimentar el inventario de emisiones de referencia, establecer medidas de mitigación, evaluar los riesgos y vulnerabilidades del Concello y diseñar el plan de adaptación”.

Así se especifica en el Paces de O Grove, donde se hace constar que “gran parte de la reducción de emisiones recae sobre el transporte”. Aunque advierte, igualmente, de que “también sobre la producción local de calor y refrigeración y los edificios residenciales”.

Energía verde

Al hilo de esto, el Paces incorpora propuestas “para el aumento de la eficiencia energética en edificios, instalaciones y equipamientos, tanto públicos como privados, el empleo de fuentes de energía renovables y la adquisición de energía verde certificada”. Como también aboga por “la información y concienciación de los empleados públicos y los usuarios de servicios municipales y de la población en general en torno a la necesidad de abordar los retos del clima con ahorro de agua y de energía”.

Evaluación de riesgos y vulnerabilidades

El informe que se elevará al pleno del día 27, elaborado por el técnico municipal de Medio Ambiente, Francio Meis Durán, contempla la adaptación al cambio climático a partir de una evaluación de riesgos y vulnerabilidades relacionada con la temperatura, la lluvia extrema, períodos de sequía, incendios forestales, inundaciones y subida del nivel del mar.

Para ello se basa en proyecciones climáticas de Meteogalicia, el “Plan de prevención e defensa contra os incendios forestais de Galicia”, el “Plan especial de Protección Civil ante el riesgo de inundaciones en Galicia” y el “Plan de actuación municipal frente al riesgo de inundaciones”.

Carácter costero urbanizado y orografía suave

Del informe emitido por Medio Ambiente puede deducirse que O Grove presenta una serie de vulnerabilidades que hacen a este municipio “especialmente sensible a los riesgos identificados”.

Se habla así de su “carácter costero fuertemente urbanizado”, de la “orografía suave” de la localidad y de la existencia de multitud de espacios naturales.

Esto hace que el Paces de O Grove contemple “una serie de acciones que harán que el Concello de O Grove sea menos vulnerable en el futuro”. Y pasan, necesariamente, por el papel de los servicios de protección civil frente a la sequía y el desabastecimiento, los incendios forestales y la prevención de impactos derivados de lluvias torrenciales.

Compartir el artículo

stats