O Grove, el puerto más importante de Galicia en lo que a centollo se refiere, está notando de manera preocupante para el sector de enmalle la fuerte caída de la demanda y la consiguiente bajada de precios en primera venta.

Tras la primera semana de actividad, puede decirse que a su lonja sigue llegando una considerable cantidad de producto. Tanto que incluso supera los registros del año anterior. Sin embargo, donde antes se cotizaba a 29,5 euros el kilo, como tarifa máxima, ahora no se superan los 18 euros.

El resultado es concluyente: Se pesca más, pero se vende mucho más barato. Prueba de ello es que en la primera semana de actividad la rula meca se deja por el camino alrededor de 67.000 euros en relación a la primera de la anterior campaña.

10

La campaña del centollo arranca con miedo Iñaki Abella

Desde que se levantaron los miños por primera vez, el lunes pasado, se aprovecharon cuatro días reales de subasta, ya que la lonja no abrió con motivo del festivo local de San Martiño, precisamente a causa de la escasa demanda, a su vez derivada del cierre de la hostelería. El total alcanzado fue de 11.400 kilogramos de centollo, con unos ingresos de 110.000 euros.

Festividad de San Martiño

Podría decirse que en O Grove incluso se vendió más que en la primera semana de la campaña anterior. Es cierto que entonces salieron al mercado 13.300 kilos aquella semana, pero fueron cinco jornadas efectivas, puesto que sí se hizo subasta en San Martiño.

Aquello permitió facturar a O Grove, aprovechando las buenas cotizaciones de entonces, nada menos que 177.000 euros.

Arranca la campaña de la centolla en O Grove Manuel Méndez

Si se descuenta la festividad local de 2019 se observa que en las cuatro jornadas restantes de aquella semana se habrían vendido menos de 10.000 kilos de centollo; una tonelada y media por debajo de lo distribuido este año.

Sin embargo, aquellos cuatro días supusieron 129.000 euros, lo cual también deja en muy mal lugar la facturación actual; los 110.000 euros antes aludidos.

Puerto cambadés

En Cambados también se aprecia la caída de precios, aunque en este caso afecta tanto a los ingresos como al volumen.

Te puede interesar:

Y es que la lonja cambadesa colocó en el mercado la semana pasada alrededor de 2.900 kilogramos del preciado crustáceo, mientras que la semana inaugural de 2019 había permitido distribuir mil kilos más, por importe de 54.000 euros.

Aclarado esto, hoy arranca la segunda semana de la campaña. La flota confía en que la demanda pueda aumentar para que el centollo pueda empezar a cotizar al alza.