Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los casos se estabilizan en la comarca de O Salnés pese al cuarto fallecido en la DomusVi

Solo Vilagarcía, Ribadumia y O Grove se encuentran en la zona roja del mapa | En el hospital vilagarciano hay 17 pacientes

Entrada de la residencia DomusVi de Ribadumia, inaccesible tras los casos de Covid. |   // IÑAKI ABELLA

Entrada de la residencia DomusVi de Ribadumia, inaccesible tras los casos de Covid. | // IÑAKI ABELLA

La situación sanitaria en O Salnés tiende a una cierta estabilización pese a la gravedad de algunos parámetros en sectores tan sensibles como el de las residencias donde ayer se registró una cuarta víctima mortal en la DomusVi de Ribadumia, sin olvodar los positivos en centros escolares e ingresos en el Hospital do Salnés con 17 personas en planta.

La actualización de datos por parte del Sergas no deja de ser preocupante en especial por el brote de la residencia de mayores de Ribadumia que se ha cobrado cuatro vidas al fallecer ayer una usuaria de 81 años de edad, sin olvidar que el número de positivos sigue siendo muy elevado con 72 internos todavía afectados y 29 trabajadores.

Según diversas fuentes, pese a que la DomusVi de Ribadumia ha sido intervenida por la Xunta de Galicia tras detectarse hace quince días el brote, la situación es tan crítica que en estos momentos se buscan voluntarios para hacer frente a las necesidades de atención al ser insuficiente el personal asignado por el Hospital do Salnés.

En las otras dos residencias de la comarca con usuarios y trabajadores afectados se observa un cierto alivio en Cambados pues uno de los usuarios afectados acaba de “negativizar”, lo que supone el primer signo optimista para un centro en el que todavía permanecen en estudio cinco usuarios y nueve trabajadores, monjas en su mayor parte.

También en el asilo Divina Pastora se confía en una mejoría al mantener la cifra de dos usuarios y un trabajador afectados por el coronavirus, tendencia que confían en mantener, sin que el índice de contagios se dispare ahora.

Es sin duda el sector de población más débil y el que más preocupa en una comarca en la que se atisba una cierta caida del número de casos aunque Vilagarcía, Cambados y Ribadumia sigan en rojo en el mapa Covid por la alta incidencia a siete días.

Con todo, en la capital arousana se registraros dos casos menos que el jueves, una tendencia que debería consolidarse en los próximos días tras la puesta en práctica de las restricciones de movimiento que entraron en vigor la pasada semana.

Cabe señalar que además del cierre perimetral son cuatro los ayuntamientos de O Salnés que se han visto obligados a cerrar la hostelería y han visto reducidos los aforos en los demás establecimientos, además de limitaciones en actividades culturales, religiosas y ceremonias.

Medidas estrictas

Unas medidas que ya han provocado cambio en los hábitos de muchos vecinos que regresan a sus domicilios incluso antes de la hora del toque de queda que finalizó el pasado 9 de noviembre a nivel estatal pero que sigue vigente por la decisión de la Xunta.

Estas restricciones afectan asimismo a la movilidad pues salvo circunstancias muy tasadas los vecinos de Vilagarcía, O Grove, Cambados y Vilanova de Arousa no pueden salir de su término municipal, pero también están cerrados para quienes no justifiquen la entrada, caso de los estudiantes universitarios que puedan tener parada de tren o autobús en la localidad vilagarciana, y son recogidos por sus padres en la estación. Una serie de trastornos que deberían empezar a tener repercusiones en el nivel de contagios, teniendo en cuenta asimismo que la población es mucho más rigurosa a la hora de usar las mascarillas en espacios públicos y lugares de trabajo, que la higiene de manos también es más frecuente y se respetan las distancias de seguridad recomendadas.

Es por tanto razonable pensar que en los próximos días, la curva de la gráfica empiece a trazar el descenso esperado, aunque sea de forma lenta como se observa en estos momentos.

Medio centenar de escolares son positivos

Los casos en los colegios también empiezan a ser bastante preocupantes pues ya son cincuenta los alumnos afectados en centros de la comarca de O Salnés, una tendencia alcista que se observa desde principios de curso. La situación más preocupante es sin duda la que se registra en el Francisco Asorey de Cambados, centro en el que son siete los alumnos afectados por el coronavirus por lo que el foco está especialmente dirigido a él, sin que pueda descartarse el cierre de alguna aula e incluso del centro si la situación llega a empeorar. Son más de una decena de centros escolares con positivos en las localidades de Vilagarcía, Vilanova, Cambados, Meis, Meaño, O Grove, A Illa de Arousa y Sanxenxo. Pese a este incremento paulatino es de subrayar que ni las autoridades educativas ni las sanitarias han optado todavía por el cierre de clases o centros de la comarca, por lo que todos los alumnos deben asistir a sus centros de forma ordinaria, con lo que conlleva de riesgo el uso del transporte escolar, comedor y otras actividades comunes. En O Grove se observa una cierta mejoría en centros como el Rosalía que pasa de 5 a 3 alumnos contagiados y dos en los otros tres colegios. Meaño y Meis también sufren entre uno y dos casos positivos, al igual que sucede en los distintos colegios de Vilagarcía de Arousa o en A Illa, por lo que existe un cierto optimismo por parte de las autoridades a la hora de controlar estos brotes.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 986 814 700.

Compartir el artículo

stats