Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De camión de orquesta a transporte de lechugas

La crisis sanitaria dinamita el mundo de las verbenas y obliga a los empresarios a reinventarse

Uno de los camiones habilitados por la empresa de Diego Portela.

Uno de los camiones habilitados por la empresa de Diego Portela.

Diego Portela es un hombre muy conocido en O Grove, donde fue un reputado deportista y directivo del Club de Remo Amegrove, montó hace unos años la orquesta La Ola ADN y ejerce como bateeiro, siendo noticia hace un par de meses por la adquisición de un moderno barco auxiliar de acuicultura. Ahora vuelve a ser protagonista por haber montando una empresa de transporte por carretera en la que aprovecha la cabeza tractora de uno de los camiones de la formación musical y da trabajo a sus chóferes y montadores.

Básicamente se trata de “aprovechar la logística y recursos disponibles para hacer algo en lugar de permanecer de brazos cruzados mientras la pandemia nos afecta a todos los sectores”, explica el empresario.

Hace tres días anunciaba el nacimiento de Transportes Arvalcar como “un nuevo proyecto cargado de ilusión del grupo Jocar, que va creciendo poco a poco, y con mucho esfuerzo”. Así, dando las gracias a quienes le han ayudado y cuantos están a su lado en esta iniciativa empresarial, Diego Portela iniciaba un viaje que, a buen seguro, resultará “muy complicado”.

Pero se arriesga de todos modos porque “es una manera de aprovechar los recursos y la logística que teníamos parados, así como una forma de evitar que los trabajadores de la orquesta se queden tirados”, reflexiona.

Añade que, “tras estudiar todas las opciones posibles”, decidió aprovechar la cabeza tractora del trailer de la orquesta, comprar para ella una caja frigorífica y adquirir un segundo camión –también frigorífico– con la intención de hacer realidad esta empresa de transporte, usando como chóferes a los mismos trabajadores que hasta no hace mucho desplazaban de una verbena a otra trompetas, guitarras, sintetizadores, amplificadores, altavoces, decorado y demás instrumentos y material técnico empleado por la orquesta La Ola.

Su primera misión con esta nueva empresa nace con un convenio de colaboración con una empresa de Murcia que distribuye su lechuga por diferentes puntos de España y, sobre todo, a lo largo y ancho del continente europeo.

Pero no será, ni mucho menos, el único encargo, ya que ha entablado conversaciones con otras empresas e incluso busca clientes en Galicia, para que cuando sus camioneros regresen a casa para descansar, o cuando se marchen a Murcia para volver a cargar, puedan aprovechar ambos trayectos con cualquier tipo de mercancía con destino u origen en esta comunidad autónoma.

“Teníamos el camión de la orquesta parado y no quería dejar a la gente tirada, por lo que se me ocurrió este proyecto que, después de mucho papeleo, ya está totalmente en marcha”, insiste Diego Portela.

Incluso reconoce que su idea inicial era emplear los camiones para mover a la orquesta durante los seis meses más intensos del calendario “verbenero” y usarlos durante la otra mitad del año para el transporte de mercancías. Pero claro, “todo va a depender de cómo evolucione la pandemia”.

El grovense, convencido de que “con esta crisis sanitaria y económica que nos toca padecer es más necesario que nunca saber reinventarse”, parece haber conseguido carga de trabajo suficiente para lo que resta de otoño y el próximo invierno. Al menos para salvar los muebles tras la importante inversión económica realizada. Pero como en él es habitual, nunca se rinde, de ahí que no descarte seguir ampliando su flota de camiones si el nuevo proyecto logra consolidarse.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats