Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La arqueóloga admite que será “complicado” encontrar la capilla de San Sadurniño

La empresa terminará entre mañana y el martes el gavión que debe proteger de los temporales uno de los yacimientos arqueológicos hallados en el islote cambadés

El gavión, en primer término, con la torre de San Sadurniño al fondo. |   // IÑAKI ABELLA

El gavión, en primer término, con la torre de San Sadurniño al fondo. | // IÑAKI ABELLA

La capilla del islote de San Sadurniño es uno de los santos griales por los que suspiran los amantes de la historia local. Se sabe que en esta pequeña isla de Cambados existió un asentamiento humano, y que se levantó una ermita. Pero, ¿dónde estuvo exactamente? ¿Cómo era? ¿Hay enterrado algún resto de la antigua construcción? El concejal de Patrimonio, Xurxo Charlín, ha manifestado que en 2021 se intentará realizar una intervención arqueológica en el islote, y que sería fantástico encontrar algún vestigio de la capilla. Sin embargo, no va a ser una tarea fácil.

“Encontrar unos restos concretos en un terreno que está totalmente cubierto será complicado”, explica Begoña Albertos, arqueóloga que durante los últimos días ha estado trabajando en la limpieza y catalogación del perfil de un yacimiento que está siendo protegido de las mareas con un muro de piedras y arena.

“Lógicamente, no se puede excavar toda la isla, de modo que en un caso como este, cuando se realice la intervención, habrá que hacer sondeos en diferentes partes del terreno. Es complicado que se logre pinchar en hueso y que se exhume la capilla”, admitió.

En todo caso, no será imposible. Además, Begoña Albertos está convencida de que aún en el supuesto de que no fuese posible encontrar la ermita, “cualquier resto que salga a la luz nos aportará muchísima información”, sobre el pasado del islote, del que se ha dicho tradicionalmente que acogió el primer asentamiento humano de lo que ahora es el centro de Cambados.

El gavión

Hace unos años, unos fuertes temporales de invierno dejaron al descubierto en una de las caras de San Sadurniño un yacimiento arqueológico. Sin la protección de las capas superficiales de tierra, los restos peligraban, pues otros temporales podrían arrastrar partes del yacimiento. Por ello, el Ayuntamiento de Cambados ha optado por protegerlo con un gavión, un muro de piedras situadas en el interior de una jaula metálica, que protege el perfil arqueológico de las embestidas de las mareas.

Los trabajos ya están prácticamente terminados, y solo falta rellenar con áridos la estructura, para favorecer que vuelva a crecer la vegetación, de modo que esta ayude a frenar la erosión. Previsiblemente, la obra quedará finalizada entre mañana lunes y el martes.

En lo que respecta a los restos hallados por Begoña Albertos y su equipo durante los trabajos previos de limpieza y catalogación, señala que se encontraron fragmentos de cerámica, “que en principio son medievales”, y contemporáneos a la actual torre, lo que significa que serían de entre los siglos XV y XVI.

También se hallaron piedras, “que podrían ser restos de estructuras”, si bien Albertos matiza que eso no significa que justo en ese punto hubiese una edificación o un muro, “porque más bien parecen niveles de arrastre”.

Leyenda e historia

Begoña Albertos plantea que “viendo lo que está pasando con la retracción de las costas”, es fácil suponer que tarde o temprano el mar suba y afecte al islote y a lo que esconde en sus entrañas. “Basta con ver lo que ha sucedido en Guidoiro Areoso”, afirma mencionando un islote de A Illa cuyo yacimiento megalítico está en peligro por el efecto de las corrientes. Por ello, entiende que es importante que más pronto que tarde se realice una investigación arqueológica del islote, para salvar a tiempo los restos que puedan arrojar luz sobre el pasado de esa parte de Cambados. Para la arqueóloga, lo más fascinante de ese trabajo sería, “confirmar o descartar las leyendas”. “Muchas veces, las leyendas solo son eso, leyendas. Por eso es importante descubrir qué es leyenda, y qué historia”.

La actual torre ni es del siglo X ni forma parte de un red defensiva

Son muchos los enigmas históricos que quedan por resolver en torno al pasado del islote de San Sadurniño. En la década de los 70 del siglo pasado el Museo de Pontevedra realizó una excavación arqueológica, y aparecieron restos que fueron identificados como de origen castrexo y romano. El arqueólogo vilagarciano Vicente Caramés está convencido, por su parte, de que en el islote pudo haber una colonia púnica. Los historiadores románticos del siglo XIX, y autores locales de principios del XX, como José Caamaño Bournacell, afirmaron que la torre cuyas ruinas forman hoy una de las estampas más fotografiadas de Cambados era del siglo X, y fue construida como parte de un entramado defensivo contra las incursiones normandas, del que formarían parte también las torres de A Lanzada o Catoira. No obstante, los historiadores y arqueólogos actuales difieren claramente de esa tesis, y alegan que los restos de la actual torre son de entre el siglo XV y el XVI. Eso no significa que no existiese otra construcción anterior. Solo una excavación podrá revelar la verdad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats