Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio pide informes arqueológicos antes de limpiar el monte en Vilagarcía

El Concello concede a tres entidades una prórroga para ejecutar las ayudas municipales

Miembros de la Mancomunidade en una imagen de 2019. | // NOÉ PARGA

El Concello de Vilagarcía ha concedido una prórroga –hasta el 30 de noviembre– a varias comunidades de montes para realizar las obras de prevención de incendios forestales con cargo a las ayudas municipales y presentar la documentación justificativa. El motivo viene dado por la presencia de restos arqueológicos en las inmediaciones de las zonas a limpiar. Y es que la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta ha solicitado a tres colectivos que hagan un proyecto de control arqueológico antes del inicio de los trabajos. Son las comunidades de montes de Loenzo, Sobrán y Trabanca Badiña, según figura en documentación municipal.

Una vez que las comunidades redactaron los informes, tuvieron que presentarlos en la Xunta y esperar la autorización de Patrimonio para ejecutar las obras, consistentes en tareas de desbroce.

Las comunidades explicaron al Ayuntamiento que de no concederse la prórroga de la subvenciones solicitada, los trabajos que requieren de control arqueológico no podrían llevarse a cabo y por tanto se perderían más de 8.500 euros en ayudas, que se reparten en 2.453,22 euros de Loenzo (rodal de plantación), 1.595 de Sobrán (para una pista) y 4.529,37 de Trabanca Badiña (para dos rodales). El problema es que la ampliación de plazo autorizada por Ravella no es de cuatro meses como solicitaron los comuneros, sino de poco más de uno, ya que el límite para justificar las subvenciones databa inicialmente del 20 de octubre y ahora se sitúa en el 30 de noviembre. Por tanto algunos comuneros ya dan por hecho de que no les dará tiempo a tener el visto bueno de Patrimonio y ejecutar las obras antes de que acabe este mes.

En total, el Ayuntamiento de Vilagarcía concedió en la convocatoria de 2020 a la Agrupación de Comunidades de Montes Vecinales de Mano Común un total de 84.993,84 euros. Eso fue a finales de agosto. Y el 16 de septiembre la Mancomunidade solicitó la prórroga de cuatro meses al recibir noticias de la Xunta seis días antes sobre la exigencia de un proyecto de control arqueológico para las comunidades de Sobrán, Loenzo y Trabanca Badiña.

Denegado el desbroce en Trabanca Badiña para preservar un castro

Una de las comunidades de montes afectadas por restos arqueológicos es la de Trabanca Badiña. Su presidente y también representante en la Mancomunidade de montes de Vilagarcía, Ramón Bueno, explica que en este caso los trabajos de limpieza no han podido llevarse a cabo debido a la presencia de un yacimiento arqueológico denominado Castro do Curuto. Para preservar este patrimonio y no dañarlo, la Xunta no autoriza ningún tipo de intervención en su entorno más próximo. En otros casos, apunta Bueno, se ha permitido delimitar el yacimiento en presencia del arquitecto, vallarlo y realizar la limpieza del monte. Los comuneros comparten la idoneidad de proteger los restos arqueológicos descubiertos en los montes comunales (algunos catalogados por la Xunta y otros por el Concello), ya que constituyen bienes patrimoniales de carácter público, de toda la ciudadanía.

Compartir el artículo

stats