Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Preparan la mejora de la calle Cantabria, primer paso del plan de reforma de O Sineiro

El gobierno local pretende actuar en nueve viales para integrar la zona en el casco urbano

José Antonio Cacabelos Rico.

El Concello de O Grove se dispone a mejorar la calle Cantabria. Los trabajos se encuentran ahora en fase de contratación y permitirán renovar la red de saneamiento y el firme existente en la actualidad, que se encuentra en estado deplorable.

Esta actuación, que contempla mejoras en accesibilidad, conexiones de pluviales y similares, se incluye en el plan de revitalización integral del barrio de O Sineiro, tal y como recordaba el alcalde meco, José Cacabelos Rico, hace unos días.

Los trabajos para la transformación de la calle Cantabria podrían dar comienzo a finales de noviembre para, a posteriori, “ir actuando poco a poco, y en función de los fondos disponibles, sobre las demás calles de esta zona perteneciente al núcleo urbano de la localidad”, anuncia el primer edil.

No está de más recordar que el propio alcalde comunicó en su momento que tiene previsto invertir alrededor de 1,3 millones de euros para integrar plenamente en el centro urbano las nueve calles de O Sineiro: Cantabria, Extremadura, Navarra, La Rioja, País Vasco, Castilla-La Mancha, Andalucía, Valencia y Cataluña

Se trata de una actuación ambiciosa, pero no exenta de polémica, ya que hace poco más de un mes algunos vecinos de O Sineiro criticaron esa pretendida humanización de este céntrico barrio.

Tras recibir las explicaciones oportunas por parte del regidor, esos ciudadanos indicaron que “las peatonalizaciones proyectadas son excesivas” y que, en caso de hacerlas realidad, los residentes se quedarán “sin espacio en el que estacionar los vehículos”.

Fue el pasado mes de agosto cuando Cacabelos empezó a marcar plazos para afrontar este proceso. Lo hizo al anunciar que el plan se desarrollará en varias fases, empezando, precisamente, por la calle Cantabria, con una inversión prevista cercana a 1,2 millones de euros.

El objetivo es aplicar criterios de humanización semejantes a los empleados en otros puntos del casco urbano meco, priorizando siempre al peatón frente a los vehículos.

En el gobierno socialista se comprometieron en su momento a mantener las zonas de aparcamiento y rediseñar la circulación rodada para beneficiar tanto a los peatones como a los residentes en el barrio de O Sineiro.

Como hizo en otras ocasiones, con motivo de proyectos similares, el alcalde se reunió en su momento con los vecinos de la zona de actuación para informarlos personalmente sobre el proyecto. En aquel encuentro les explicó que el plan persigue “una mayor accesibilidad en la zona, dando prioridad a los peatones”, lo cual hace necesario “ensanchar las aceras y habilitar reservas de aparcamiento”.

Compartir el artículo

stats