Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los accidentes de tráfico con alcoholemia positiva repuntaron este mes en Vilagarcía

En dos semanas se produjeron al menos siete colisiones con el conductor ebrio | Los siniestros de madrugada se adelantan a medianoche | Fueron antes del toque de queda

El mes de octubre no finaliza con buenas noticias para la seguridad vial en Vilagarcía. Y es que en un periodo de dos semanas se produjeron al menos siete accidentes de tráfico en los que los conductores de alguno de los vehículos implicados dieron positivo en la prueba de alcoholemia.

Desde el Concello, la Policía Local confirma el repunte: “En las últimas semanas sí se notó un ligero aumento en los positivos en los controles realizados, pero nada especialmente significativo”, señalan fuentes municipales.

Según otras fuentes, este tipo de siniestros tienen varios factores en común: la mayor parte son salidas de vía, al volante va una persona por encima de los 30 años y se suelen producir -no todos- poco después de la medianoche. Todos estos accidentes fueron anteriores al toque de queda que entró en vigor el 26 de octubre, el cual prohíbe la movilidad entre las 23.00 y las 6.00 horas.

El día 10 los equipos policiales y de emergencias intervinieron en dos siniestros: uno en la avenida de Pontevedra y otro en la rotonda de Fontecarmoa. El ocurrido en Rubiáns fue sobre las 00.20 horas. Los efectivos se encontraron con un coche accidentado que había chocado contra un poste. De los ocupantes, ni rastro. Más tarde fueron localizados por la Policía Local y uno de ellos fue trasladado herido al Hospital do Salnés.

En la N-640, a la altura de la rotonda de Fontecarmoa, la salida de vía de una furgoneta solo causó daños materiales.

Al día siguiente, el 11, un Audi se salió de la vía en la avenida de Cornazo pasadas las seis de la mañana. Chocó contra un vehículo estacionado, el cual presentaba una fuga de combustible y en el que hubo que realizar tareas de excarcelación para retirar los enseres de los propietarios. Tampoco hubo heridos.

El sábado 24 de octubre, cerca de las diez de la noche, un turismo que circulaba por la avenida de Rubiáns en sentido a Baión se salió de la carretera e impactó contra un semirremolque de un camión que estaba aparcado.

El domingo 25 se registraron dos siniestros sin heridos: uno en la Rúa Corvo, con un BMW volcado tras derribar un poste, y otro en la N-640, donde un coche pasó parcialmente por la rotonda de Fontecarmoa.

Compartir el artículo

stats