Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Todos los partidos de Vilagarcía, incluido el PP, urgen un punto de PCR en O Salnés

Los arousanos deben desplazarse a Pontevedra | Varela desvela que ya solicitó al Sergas la realización de pruebas en la ciudad | La izquierda exige atención sanitaria presencial

Granja reparte la enmienda que presentó el PP a la moción del BNG apoyo a las mariscadoras. | // I. ABELLA

Vilagarcía reclama al Sergas que habilite en el Hospital do Salnés un punto de realización de PCR para evitar que los ciudadanos de la comarca arousana tengan que seguir desplazándose a Pontevedra para hacerse las pruebas de coronavirus. Además, con este incremento de recursos se podrían realizar una mayor cantidad de PCR, según señala Jesús López, concejal de En Común, formación impulsora de la propuesta que contó con el respaldo de toda la corporación, incluido el PP.

En opinión de la portavoz conservadora, Ana Granja, todas las demás mociones sanitarias abordadas en la sesión “son enlatadas”, igual que los votos del Partido Popular, palabras con las que el alcalde Varela puso el colofón al debate sobre la situación sanitaria.

Y es que el grupo municipal de Granja votó en contra de las otras tres mociones: una del BNG para reclamar la reactivación de la atención sanitaria presencial y la reapertura del consultorio médico de Vilaxoán, y las de En Común y Marea da Vila, partidos que se hicieron eco de las demandas de la Plataforma SOS Sanidade Pública Galega.

Toda la corporación apoyó las reivindicaciones sanitarias, ya que “no se puede utilizar el Covid como excusa para seguir desmantelando la sanidad pública”, dijo uno de los grupos de izquierda. Pero en opinión del PP vilagarciano, “se equivocan al monopolizar el debate”. “No pienso entrar a rebatir las mentiras y falacias que aquí se dicen”, aseguró Ana Granja antes de recordar “la inversión de 14 millones de euros en el Hospital do Salnés en nueve años”, los mismos que según la bancada de izquierda Feijóo lleva aplicando la tijera a la sanidad gallega. “Mis hijas siguen sin pediatra desde que el suyo se jubiló en diciembre del año pasado. En cuanto al protocolo educativo del Covid, a los centros nos iban a dar un teléfono para tener contacto directo en caso de dudas y es el mismo que para la población general , por lo que ese teléfono está saturado y muchas veces no conseguimos contactar con el centro de salud”, espetó la portavoz de Marea da Vila, María de la O Fernández, que es profesora de Primaria. “¿También nos inventamos las colas en San Roque?”, agregó.

En este sentido, el alcalde dio a conocer el caso de una persona que después de más de una hora haciendo cola a la lluvia a las puertas del ambulatorio, la cita que le dieron fue telefónica: “Algo no estamos haciendo bien en la sociedad”, reflexionó.

Con respecto a la realización de pruebas de coronavirus en el Hospital, Varela desveló que fue una petición que él mismo ya trasladó al Sergas pero que no ha sido aceptada, argumentando que el laboratorio está en Pontevedra. La corporación aprobó el manifiesto del 25-N, que este año no se leerá de forma presencial frente al Concello con motivo de la pandemia. “Probablemente sea por redes sociales”, dijo Tania García.

La bonificación en el impuesto de vehículos para personas con discapacidad genera debate

La corporación dio luz verde a una congelación general de tasas e impuestos para 2021, una propuesta que Varela lleva a pleno cada año desde que llegó a la Alcaldía en 2015. En esta ocasión se establecen cambios en tres ordenanzas: la del suministro de agua y la de depuración, que bajan un 0,60% en base al IPC negativo, y la del impuesto de circulación, que incluye una bonificación para vecinos con una discapacidad de al menos un 80% que necesiten de otra persona para ir en vehículo. Este descuento salió adelante con los votos del PSOE, BNG y Marea da Vila. En Común votó en contra porque el porcentaje del 80% es “demasiado elevado” cuando “la norma estatal ya fija exenciones en un 33%”. El PP se abstuvo por el mismo motivo y acusó a los socialistas de “bajar el IBI lo suficientemente poco como para que los vilagarcianos sigamos pagando más” (por culpa de la revisión catastral).

La oposición pide sin éxito alternativas al retranqueo del muro de A Lomba

El grupo de gobierno solo recibió el apoyo explícito de Marea da Vila para solicitar a la Consellería de Educación la desafectación de una franja de dos metros de ancho del recinto escolar de A Lomba a lo largo de toda la rúa de A Xunqueira. Según explicó la portavoz socialista, Tania García, el ensanche de la calle tiene como objetivo mejorar la accesibilidad y la seguridad vial en esta transitada y caótica zona a las horas de entrada y salida de clases. Tanto En Común como el BNG se hicieron eco de las dudas de la comunidad educativa sobre el proyecto, concretamente sobre el carril bici contemplado, unas declaraciones que enervaron a la edil de Mobilidade, Paola María, quien aseguró que la propuesta cuenta con el respaldo de los consellos escolares de los CEIP A Lomba y Arealonga. En este sentido, espetó a Jesús López que cuando llevó a pleno el ensanche de las aceras de San Roque (es necesario retranquear el muro del IES Castro Alobre) no consensuó la propuesta con la comunidad educativa. En relación a esta actuación que se demora en el tiempo, María explicó que los técnicos municipales y los de la Xunta están trabajando “duramente” en esta cuestión, si bien al ser la parcela patrimonial de la Administración autonómica, “la tramitación es más larga”. Además, la obra del Castro Alobre no será sencilla debido a que se trata de un muro de contención “bastante potente”, dijo la edil. Aunque sin éxito, En Común planteó al gobierno la posibilidad de que, si bien la mejora de la seguridad vial en A Lomba es a todas luces necesaria -aclaró-, contemplar otras alternativas distintas al retranqueo. Este partido, BNG y PP se abstuvieron en la votación de la desafectación del terreno.

Unanimidad para cerrar los bancos de las mariscadoras

El BNG aceptó una enmienda del PP a su moción en la que instaba a la Xunta al cierre de los bancos de las mariscadoras de Carril por la alta mortandad de bivalvos. Lucía César añadió al texto popular que los informes que justifiquen el cese sean sobre los terrenos donde trabajan las mariscadoras y en un plazo que no exceda de los 15 días. Hubo unanimidad.

Compartir el artículo

stats