Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP censura el incremento de la tasa de saneamiento por el sobrecoste de mantener la EDAR

Beatriz Castro reprocha el elevado gasto municipal en las minutas de abogados | Los clubes deportivos soportan un “tijeretazo”

Un grupo de turistas esperan su turno para un viaje en catamarán por aguas de O Grove. | // FDV

El grupo popular de O Grove considera demasiado tardío el presupuesto de 10,4 millones de euros que acaba de poner en marcha el Ayuntamiento, gracias a la mayoría absoluta que representa el Gobierno de José Antonio Cacabelos a quien responsabilizan del “agujero” económico existente.

Explica el PP que existen en la localidad problemas de índole económica por los que atraviesa el comercio, la hostelería y muchos vecinos de la localidad que deberían tener una respuesta por parte del alcalde.

Aseguran que estos colectivos “esperaban que se plantease una batería de medidas anti-covid como en otros municipios, reduciendo tasas y aliviando así la carga imositiva actual”.

Beatriz Castro, portavoz de la formación conservadora, recuerda que dicha batería de medidas ya fue propuesta al alcalde a “través de una moción” que fue rechazada porque Cacabelos “entiende que lo planteado no se ajusta a la realidad”.

Castro sostiene que el rechazo se presenta con “justificaciones surrealista” porque, a juicio del PP, “en absoluto refleja la realidad que estamos viviendo”.

Así ponen en entredicho el incremento de gastos como el de la EDAR (Estación Depuradora de Aguas Residuales) con un desembolso a mayores de 350.000 euros, al pasar de los 270.000 del pasado ejercicio a los 620.000 del próximo 2021.

El PP cuestiona este cálculo por el hecho de que es el resultado “de un informe de parte y hecho a medida por el gobierno socialista”, lo que implica que sea discutible.

Dicen los populares que Cacabelos “fue el único alcalde de toda España al que se le ocurrió plantear una subida de tasas en pleno confinamiento”, con el argumento de la necesidad de pagar el coste de mantenimiento de la depuradora.

De ahí que le recuerden que fue él quien solicitó en 2007 la construcción de una nueva depuradora a la Xunta “y quien se comprometió a que si la Xunta pagaba el coste íntegro de la instalación, asumiría los gastos que generase”.

Y en este sentido subrayan que desde hace tiempo “se cobra a los vecinos una tasa de aneamiento a pesar de que la empresa ejecutora del proyecto también se marcó laobligación de asumir los costes de mantenimiento durante cuatro años”.

Por otra parte, el PP pone en entredicho que el gobierno local “ha elevado la partida destinada a gastos de abogados, por el incremento de contenciosos y enfrentamientos jurídicos a los que nos tienen acostumbrados ne O Grove, fruto de una política que lejos de ser cercana, conciliadora y negociadora se centra en los ataques contínuos a la Xunta de Galicia”.

Denuncia el PP además que en los Presupuestos se reduce “de forma significativa” los apoyos económicos a los clubes deportivos y asociaciones “alegando como motivo que con el Covid ya no se celebran tantos eventos deportivos o actos culturales”. El PP entiende que se priva a estas organizaciones del dinero necesarios para cubrir sus gasos de funcionamiento.

En cuanto a préstamos bancarios, el PP califica de “partida abusiva” la destinada a este fin pues supone destinar unos 800.000 euros al año.

Este dinero se destina fundamentalmente a la construcción del auditorio, cuyo coste se va a disparar, según el PP, a siete millones de euros “por los gastos extraordinarios que han incluido de forma paulatina para que los vecinos no se enteren”.

Sobre la partida de turismo, reprocha el PP que sea la que se incrementa en menor porcentaje “pese a que es un pueblo que vive del turismo” pero al que el alcalde “dio la espalda” al no apoyar iniciativas como las últimas Xornadas Marisqueiras organizadas por la asociación Emgrobes.

Compartir el artículo

stats