El dragado del puerto de O Grove, en O Corgo, es una vieja aspiración de la flota profesional y recreativa. El objetivo es mejorar la navegabilidad y prevenir posibles accidentes marítimos, de ahí las reiteradas demandas formuladas en este sentido, especialmente a través de la Confraría de Pescadores San Martiño, que ahora por fin podrá ver cumplido este objetivo.

Portos de Galicia, el ente público dependiente de la Consellería do Mar, aspira a realizar ese dragado antes de primavera, teniendo en cuenta que el proyecto ya salió a licitación hace diez días y que el plazo para presentar ofertas finaliza el 9 de noviembre, estableciéndose un margen posterior de tres meses para que la adjudicataria ejecute la mejora.

Así se lo transmitió ayer Susana Lenguas, la presidenta de Portos, al patrón mayor de la cofradía San Martiño, Antonio Otero, sabedora de la trascendencia de esta obra que “dará respuesta a las limitaciones detectadas en la operatividad en algunas zonas del muelle”, ya que la acumulación de sedimentos a causa de la acción de las corrientes genera “problemas que restringen el calado de los buques que pueden hacer uso del mismo”, explicó.

La presidenta de Portos, la directora xeral y el patrón mayor. FdV

Acompañada de la directora xeral de Desenvolvemento Pesqueiro, Susana Rodríguez, la titular de Portos hizo hincapié en que para permitir el atraque de buques en condiciones de seguridad óptimas “será necesaria la recuperación de, al menos, las cuotas de -2 metros respecto de la bajamar”.

Para lograrlo se prevé eliminar alrededor de 4.000 metros cúbicos de arena, fango y todo tipo de materiales en una superficie de 10.445 metros cuadrados correspondiente a la zona del puerto más afectada por la sedimentación.

“Se dará respuesta a las necesidades del sector”

Susana Lenguas - Presidenta de Portos de Galicia

Convencida de que de este modo “se dará respuesta a las necesidades del sector” pesquero, marisquero y bateeiro, sin olvidar la trascendencia que esta medida tendrá para los barcos de pasaje, Susana Lenguas apostilla que para devolver la “operatividad completa” a la dársena grovense se ha establecido un presupuesto base de licitación de 148.500 euros.

Hay que recordar que el pasado mes de enero, después de que encallaran un barco pesquero y una patrullera de la Guardia Civil en la rada grovense, Portos de Galicia ya había reiterado su compromiso de dragar tanto el puerto de O Corgo como el de Carril (Vilagarcía).

El proyecto de dragado en la villa meca superó a finales de 2019 el proceso de evaluación ambiental correspondiente.

El pesquero encallado en la rada meca el pasado mes de enero.

El pesquero encallado en la rada meca el pasado mes de enero. Muñiz


Un pesquero y una patrullera de la Guardia Civil, encallados


El pasado mes de enero una patrullera de la Guardia Civil y un barco pesquero encallaron en O Corgo a causa de la acumulación de sedimentos en el lecho marino.

Manuel Mascato, el armador del barco pesquero grovense que lleva su nombre y quedó encallado sobre el fango cuando bajó la marea, escorándose hacia el costado que daba al mar y sufriendo una vía de agua, lamentó entonces que su nave “quedó en seco por falta de dragado, en un lugar en el que no debería suceder esto”.

Tanto él como otros miembros del sector pesquero aprovechaban lo sucedido para insistir en que “es necesario efectuar los dragados prometidos desde hace años y aún pendientes de ejecución, antes de que este tipo de accidentes que pueden parecer menores acaben convirtiéndose en una tragedia, ya que a causa de la acumulación de sedimentos hay zonas en las que se ha visto notablemente reducido el calado, incluso dentro de los puertos o zonas de amarre supuestamente seguros para la flota”.