Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plantilla sanitaria de O Salnés pide la dimisión del equipo directivo por la gestión de la pandemia

La junta de personal lleva a Inspección de Trabajo la negativa de la Xerencia de proporcionar a los trabajadores mascarillas FFP2 cuando en Urgencias de Pontevedra son obligatorias | “Nos acusan de los contagios”, avisan

La junta de personal de O Salnés advierte de “faltas de respeto” por parte de ciertos directivos. | // I. ABELLA

La relación entre la junta de personal del distrito sanitario de O Salnés y la Xerencia de la EOXI está “quebrada”, tal y como reconocen los propios representantes de los trabajadores, que se sienten “ninguneados” por parte del equipo directivo, el cual llega a las reuniones con “las decisiones ya tomadas”. Además, advierten de “faltas de respeto y educación” hacia los delegados sindicales, del “fracaso de gestión en todas las materias” y de dirigir el área sanitaria “con el mayor número de brotes de toda Galicia” (presumiblemente en alusión a los declarados en los centros sanitarios). Por todo ello, la junta de personal pidió ayer públicamente la dimisión “de todo el equipo directivo” de la EOXI al considerar que “ha perdido el norte”.

Si bien la presidenta de la junta, Celia Iglesias, admite que el trato del gerente “es más amable” que el de otros cargos intermedios, recuerda que “él es responsable de todo el equipo”.

La gota que ha colmado el vaso para que los representantes de los trabajadores de la sanidad pública de O Salnés hayan solicitado la dimisión de los directivos es la “falta de protección hacia los trabajadores”. Concretamente la negativa -según su relato- del uso de las mascarillas FFP2 en la plantilla del Hospital do Salnés, cuando en Urgencias de Montecelo o del Provincial “son obligatorias”. “Cuando les preguntamos los motivos de esta nueva discriminación, nos contestan que en Pontevedra ya hubo un brote. Entonces, ¿tenemos que esperar a que haya uno en O Salnés?”, se pregunta Iglesias.

Otra integrante de la junta de personal recuerda que “en esta segunda ola de la pandemia está habiendo más positivos de Covid asintomáticos”. “No sabemos lo que entra por la puerta porque no se hacen PCR a todos los pacientes. Por ejemplo a los de Medicina Interna, si no tienen fiebre no se les hace. No es la primera vez que antes de entrar a quirófano por alguna patología que nada tiene que ver con coronavirus se le hace la PCR al paciente y da positivo”, cuenta la enfermera.

Ella y sus compañeras están cada día en contacto directo con enfermos sin mascarilla. “Cuando les damos de comer y los aseamos no tienen mascarilla, y las quirúrgicas que nosotros llevamos solo protegen al de enfrente, pero no a nosotros”, advierte la sanitaria, que reclama el uso de FFP2 entre el personal.

Añade que en las habitaciones del Hospital, hay tanto personas ingresadas como familiares que duermen sin mascarilla para mayor comodidad. “Cuando por la mañana entramos en la habitación cerrada, sin ventilar, para atender al paciente... Y nosotros con mascarilla quirúrgica”, cuenta la profesional.

La junta de personal ya ha denunciado esta situación en Inspección de Trabajo, pero es consciente de que no tendrá demasiado recorrido porque los propios inspectores les trasladan que es muy complicado sancionar a una administración pública. No obstante, los representantes de los trabajadores no cesarán en su empeño por mejorar la protección de la plantilla en plena pandemia de Covid-19. “Seguimos tirando del carro pero estamos cansados, y cuando caigamos nosotros, cae el sistema”, avisa una sindicalista.

Además de justificar desde la dirección que en el Hospital do Salnés todavía no se ha producido ningún brote, “también se escudan en el cumplimiento de los protocolos, que han cambiado varias veces, por lo que debemos adelantarnos a una futura modificación en la que las FFP2 sean obligatorias entre el personal que atiende a pacientes”.

La presidenta de la junta de personal, Celia Iglesias, sacó a relucir algunas de las expresiones que la directora asistencial presuntamente pronunció en la última reunión con los representantes sindicales e hizo hincapié en las supuestas acusaciones que desde la dirección realizan contra los trabajadores: “Nos responsabilizan de los contagios en los centros hospitalarios, que traemos el virus de nuestra vida privada y no vamos a consentir esa actitud”, advierte Iglesias.

Aunque ella y sus compañeros desearían llevar a cabo distintas movilizaciones contra la gestión que la Xerencia está realizando de la pandemia, reconocen que “es complicado” debido a las restricciones y a la mala evolución de la ola de contagios. No obstante, “si no dimiten, haremos algo”, anuncian.

Recalcan que “si protegemos a los trabajadores de la sanidad, protegeremos a la ciudadanía”. “No esperemos a que haya brotes para protegernos”, aboga Ramón Barreiro, médico de Urgencias y miembro de la junta de personal. “Para estar en un despacho puede ser suficiente la mascarilla quirúrgica, pero para estar con los pacientes día a día no”, concluyen.

Dos mil firmas en favor de una atención presencial

El BNG de O Salnés continúa con su campaña en favor de la reactivación de la atención sanitaria presencial en la comarca. Así, varios miembros de la formación nacionalista acudieron ayer al ambulatorio de Vilagarcía para colgar en la fachada del edificio una pancarta reivindicativa en la que reclaman que los vecinos puedan acudir a las consultas médicas de forma física. La recogida de firmas iniciada la semana pasada cuenta por ahora con unos 2.000 apoyos, según avanzó la portavoz del grupo municipal del BNG, Lucía César Veloso, quien recordó que los impresos están en todas las farmacias del centro de la ciudad a excepción de dos. La edil nacionalista animó a la ciudadanía a presentar reclamaciones formales. Desde el partido han elaborado una reclamación tipo y ofrecen ayuda a los usuarios en la tramitación de las quejas, por lo que instan a los ciudadanos a ponerse en contacto con el BNG. Además de la atención sanitaria presencial, los nacionalistas solicitan la reapertura inmediata del consultorio de Vilaxoán y el incremento de recursos sanitarios por parte de la Xunta, sobre todo en lo referido a contratación de personal. “Ahora se acentúan los problemas”, dijo César Veloso ante una cola de gente que ya se ha convertido en una estampa habitual en el ambulatorio de San Roque.

Compartir el artículo

stats