El Concello de Vilagarcía ha contratado a la empresa Iceasa la realización de un estudio de tráfico en O Piñeiriño que comenzará hoy con la instalación de los equipos que durante una semana medirán el flujo de circulación en distintas calles del barrio. Ante las dudas generadas entre el vecindario con respecto a la peatonalización impulsada por el gobierno local, este se comprometió con las comunidades de propietarios a elaborar este plan de tráfico para perfilar el proyecto final. “Los resultados de esta medición de aforos servirán de base para diseñar la reordenación del tráfico que conllevará la peatonalización, garantizando los correctos accesos y salidas del barrio y la fluidez del tránsito dentro de él”, explican desde Ravella.

Se instalarán siete puntos de medición: dos aparatos en la avenida de Cambados (uno antes del cruce con la calle Mondariz y otro antes de la rotonda de Procoarsa), uno en la confluencia de Doutor Tourón con Vista Alegre y un cuarto en Pablo Picasso.

Ya dentro de O Piñeiriño, se colocará un medidor en Camilo José Cela y otro en la calle Fontecarmoa.

Ya que también se puede acceder al barrio a través del vial portuario y de la vía rápida por la zona del pabellón de Fontecarmoa, la empresa contratada por el Ayuntamiento tendrá en cuenta los aforos de tráfico de estas carreteras, que le serán facilitados por las administraciones competentes, la cuales realizan estudios periódicos.

La idea inicial del Concello es trasladar el acceso principal al barrio al cruce de la avenida de Cambados con la calle Mondariz e incluso la posibilidad de construir una rotonda en el cruce de Doutor Tourón con Vista Alegre y Fontecarmoa para aportar fluidez a la hora de salir de esta última calle. No obstante, desde Ravella recuerdan que la decisión final dependerá del resultado del estudio cuyo trabajo de campo comienza hoy con la instalación de los medidores de tráfico.

El Concello decidió esperar a otoño para tener en cuenta el transporte escolar (hay dos centros educativos en el barrio).