La investigación científica que se desarrolla en Galicia a través de proyectos como el “Balaenatur” permite conocer, cada día mejor, el comportamiento de delfines, marsopas, ballenas y todo tipo de mamíferos marinos existentes en las Rías Baixas. Y tanto si se trata de visitantes ocasionales, como puede ser la siempre atractiva ballena azul, como si son residentes habituales de estas aguas.

Se hace gracias a centros como el Instituto para el Estudio de los Delfines Mulares (BDRI), que no deja de arrojar luz sobre el comportamiento de esos animales y que, en ocasiones, brinda a la sociedad la oportunidad de disfrutar de curiosas imágenes, algunas ciertamente llamativas.

Es el caso de la captada hace unos días en la boca de la ría de Arousa, a la altura del archipiélago de Sálvora, donde el equipo de trabajo que estaba a bordo del barco de investigación del BDRI observó de cerca las habilidades de un grupo de delfines comunes -a pesar de su nombre una especie menos común en las rías que el popular delfín mular o arroaz- que se divertía surfeando.

Uno de los delfines comunes en la proa del "Ría de Vigo". BDRI

Lo más llamativo es que esos delfines cabalgaban las olas desafiando al peligro, ya que prácticamente se dejaban rozar por la proa de un gran buque, el remolcador “Ría de Vigo”.

Bruno Díaz, el doctor en Ecología que dirige tanto el BDRI como el proyecto “Balaenatur”, financiado por el Gobierno de España, detalla que “la navegación de los delfines en la proa de grandes barcos les permite surcar las olas que generan a medida que avanzan”. Y, de forma coloquial, espeta: “Es como surfear una ola o tener un fuerte viento de cola mientras vas en bicicleta”.

“Es como surfear una ola o tener un fuerte viento de cola mientras vas en bicicleta”

Bruno Díaz - Director del BDRI

La actitud de estos delfines en la proa del “Ría de Vigo” puede achacarse a lo que se considera “un mecanismo para viajar eficientemente de un lugar a otro”, pero no es menos cierto que muchos delfines “se dedican habitualmente a esta actividad solo por diversión”, sentencia Bruno Díaz.

Otras imágenes impactantes

Las imágenes captadas por el BDRI en esta ocasión se suman a otras muchas que han causado un gran impacto entre la ciudadanía. Es el caso de las relacionadas con hembras de delfín que guardan luto por sus hijos y tratan de mantenerlos a flote, a pesar de haber muerto días antes.

Como llamativas son las fotos y vídeos que confirman la tendencia a socializar de los arroaces, al igual que los que confirman que los delfines gallegos son más acróbatas que los de aguas mediterráneas y usan las bateas de las rías como despensas de alimento e incluso como guarderías.

Lógicamente, tanto o más espectaculares son los documentos gráficos que muestran el comportamiento de las grandes ballenas, en ocasiones filmadas en grandes grupos y otras captadas a muy corta distancia mientras se alimentaban de ingentes cantidades de kril. Recientemente el BDRI también difundió el vídeo de una joven ballena azul de solo tres años de vida que ya fue vista en Galicia en dos de ellos.