Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los concellos carecen de medios para controlar el toque de queda y confían en la Guardia Civil

Vilagarcía es el único municipio con Policía Local de noche, y reforzará el turno “si es necesario” | Cambados lo recupera para fines de semana | La primera madrugada: denunciados 22 jóvenes en una fiesta en Sanxenxo

Una patrulla de la Guardia Civil, ayer en la recta de A Goulla (Meis). | // IÑAKI ABELLA

La primera madrugada con el nuevo estado de alarma en vigor, el cual prohíbe la movilidad de personas entre las once de la noche y las seis de la mañana (salvo para casos puntuales), se saldó en O Salnés con una única incidencia: una fiesta en el aparcamiento de la Casa Forestal Social de As Canteiras, en Noalla (Sanxenxo), donde la Guardia Civil denunció a 22 jóvenes de entre 18 y 26 años por vulnerar la actual normativa sanitaria, ya que no llevaban mascarilla ni guardaban la distancia de seguridad. Los hechos ocurrieron sobre las tres de la madrugada. Los agentes observaron una gran cantidad de vehículos con la música a un gran volumen y procedieron a disolver la fiesta, según relatan fuentes del instituto armado.

Este es el único cuerpo con el que cuentan la inmensa mayoría de los concellos de O Salnés para velar por el cumplimiento del toque de queda, ya que todos, salvo Vilagarcía, carecen de servicio nocturno de Policía Local. Algunos ni siquiera tienen policía propia, como por ejemplo Meis o Ribadumia. Meaño, por su parte, cuenta desde junio con un solo agente, que trabaja en horario de 8.00 a 15.00 horas, ya que la baja sin cubrir de otro funcionario impide ofrecer el servicio de tarde. Por tanto la posibilidad de instaurar un turno de noche en este municipio queda descartada.

Cambados, O Grove, Vilanova y A Illa también disponen de Policía Local únicamente en horario diurno, por lo que confían en la labor de la Guardia Civil para controlar el toque de queda. No obstante, en el concello isleño barajan la opción de realizar “algún día de servicios especiales como hicimos en el confinamiento”. “Si se hace será aleatoriamente”, señala el alcalde, Carlos Iglesias.

En Cambados, el concejal Constantino Cordal habló ayer mismo con el capitán de la Guardia Civil y con el jefe de la Policía Local para reforzar la colaboración y coordinación. “Estaremos especialmente vigilantes, atentos al cumplimiento del toque de queda”, asegura el edil de Somos Cambados, quien anuncia que la Policía Local retomará el turno de noche en fines de semana alternos.

El regidor de Vilanova, Gonzalo Durán, no contempla la posibilidad de implantar un turno de noche en la Policía del municipio salvo que la Xunta subvencione la contratación de auxiliares como ocurre en verano. Durán considera que por las noches la localidad está cubierta con la Guardia Civil, que cuenta con una patrulla nocturna en el puesto de Vilagarcía y con otra en el de Cambados.

Vilagarcía es el único ayuntamiento de la comarca con un servicio nocturno estable de Policía Local. Trabaja una patrulla y un agente más en las oficinas, una dotación que el fin de semana se incrementa a dos patrullas (cuatro funcionarios). La primera madrugada con el nuevo estado de alarma en vigor no se presentó ninguna denuncia en la capital arousana, solamente advertencias a algunas personas que desconocían que las normas habían cambiado, precisan fuentes municipales. En el caso de que fuese necesario, el gobierno de Alberto Varela estaría dispuesto a reforzar el turno de noche.

Desde la Policía de O Grove, que solo cuenta con servicio nocturno en verano, indican que la ciudadanía se está comportando con responsabilidad, sin que existan quejas vecinales ni mayores problemas en el territorio meco.

Por su parte, la alcaldesa de Meis, Marta Giráldez, al igual que los demás regidores de la comarca, considera que los pueblos están bien cubiertos por la Guardia Civil. En su caso, cuando se activaron las restricciones especiales en el municipio meisino, se constituyó una junta local de seguridad para coordinarse con el instituto armado ante la ausencia de Policía Local.

En este mismo sentido se pronuncia Alberto García desde Catoira: “Estamos muy contentos con los servicios que la Guardia Civil nos presta en el municipio”.

Desde la Comandancia de Pontevedra aseguran que “dentro del servicio ordinario” del cuerpo se utilizarán los medios para garantizar el cumplimiento de las medidas en vigor.

Una línea que no se dobla en la comarca

La situación en la comarca de O Salnés continúa siendo preocupante, ya que no se atisba la tan ansiada curva que indique un descenso drástico en el número de casos. Según los datos facilitados en el día de ayer, el número de casos positivos en Vilagarcía volvió a incrementarse hasta los 71, con 211 personas a la espera de conocer los resultados de las PCR. En Vilanova, se ha dado el alta a una persona, pero 26 permanecen aisladas tras haber dado positivo en la prueba. En Cambados se ha pasado de 21 a 24, con 71 contactos en seguimiento. En Meis se mantienen la decena de infectados de los últimos días.

Moción para una atención digna

La formación Somos Cambados, ha presentado una moción en la Mancomunidade en la que se exige al Sergas una atención sanitaria digna en todos los centros de salud de O Salnés, donde se están registrando demasiados problemas en los últimos meses. Además de la moción en el ente comarcal, el líder de la formación y edil de Sanidade de Cambados, Tino Cordal, ha convocado a los portavoces de los grupos políticos de la corporación para una reunión en la que se analizará la situación que se vive en el centro de salud de la villa del albariño. Ese encuentro será el jueves a las 18.00 horas.

Cuatro religiosas infectadas en el Asilo de Cambados

La primera ola de la Covid-19 no tuvo incidencia en las residencias de mayores de la comarca. No está ocurriendo lo mismo en la segunda, donde se han detectado varios positivos, de momento, entre los trabajadores de los centros. En la jornada de ayer, la Xunta confirmaba dos casos de trabajadores infectados en la Domusvi de Ribadumia, que se suman al que ya permanecía aislado en su vivienda. En la Divina Pastora de Vilagarcía también se ha detectado un caso, pero el brote que más preocupa es el detectado en el Asilo de Cambados, donde cuatro religiosas han arrojado datos positivos en las pruebas que se les realizaron. El origen está en una de las hermanas, que realizó un viaje fuera de la comunidad autónoma. La mujer se hizo la prueba PCR al regresar, pero arrojó resultado negativo. Pasados unos días, fue cuando se detectó el positivo. Además de esta mujer, en el asilo hay otros tres casos, también religiosas, y quedan por confirmarse los resultados de más pruebas PCR que se han realizado. La alcaldesa de Cambados, Fátima Abal, aseguraba ayer que los cuatro casos detectados son asintomáticos y en el caso de los mayores que residen en la residencia, nadie ha mostrado síntomas relacionados con la Covid-19. Las responsables del asilo mantienen una comunicación fluida con los familiares de los residentes, enviándoles los resultados de las pruebas realizadas. Las cuatro mujeres permanecen aisladas en la parte superior, donde se encuentra la zona de clausura, y no tienen ningún contacto con el exterior ni con ninguno de los residentes. Una de las mujeres afectadas supera los 80 años de edad, y se está pendiente de cual es su evolución. La alcaldesa de Cambados insistía ayer en que “todas se encuentran asintomáticas y ninguna ha sido trasladada al hospital, por lo que se encuentran bien por el momento”. La regidora también lanzaba un mensaje de tranquilidad a las familias que cuentan con algún residente.

Compartir el artículo

stats