Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Biotoxinas y estado de alarma trastocan la campaña de Italia del mejillón gallego

Los comercializadores advierten de que medidas como el toque de queda condicionan el reparto | El producto, aunque escaso este año, se encuentra en un momento óptimo

Introducción de mejillón en camiones enviados a Italia desde Porto Meloxo (O Grove). |   //  FDV

Introducción de mejillón en camiones enviados a Italia desde Porto Meloxo (O Grove). | // FDV

El mejillón gallego, aunque escaso a estas alturas del año a causa de la deficiente fijación de la semilla, la temperatura del agua, malos desoves y otros problemas, se encuentra ahora en un momento óptimo de rendimiento, lo cual dispara el ritmo de trabajo para la campaña de industria (conserveras y cocederos) y de exportación, esta especialmente centrada en los envíos a depuradoras de Francia e Italia.

Pero este momento dulce puede verse alterado significativamente por dos motivos fundamentales. Por un lado, a causa de las biotoxinas marinas, que han reaparecido en las rías y provocan nuevos cierres de bateas. Por otra parte, el nuevo estado de alarma es todo un handicap, sobre todo a causa de la adopción de medidas como el toque de queda, ya que pueden comprometer enormemente el sistema de comercialización.

Respecto a esto último, hay que recordar que las firmas comercializadoras ya atravesaron enormes dificultades a raíz del confinamiento vivido en España la pasada primavera.

Como se explicó entonces, los transportistas se quejaban por no encontrar lugares en los que detenerse a descansar, alimentarse o cargar combustible durante sus largas rutas entre Galicia, Barcelona, Francia e Italia.

Ahora, con el toque de queda, “va a ocurrirnos lo mismo, pues nos encontraremos muchos sitios cerrados”, explican los transportistas.

Y no solo se preocupan los camioneros, sino también los empresarios, obligados ahora a recalcular o reprogramar las rutas, y los propios bateeiros, que ayer indicaban a pie de puerto que “el avance del coronavirus solo puede traernos complicaciones”.

También para los bivalvos

En lo referido al avance de las biotoxinas, puede decirse que ayer se prohibió la extracción de mejillón en los polígonos Muro B, Muros A y Noia A, al igual que el sábado se había hecho con el Grove C3.

De este modo, a primera hora de la tarde de ayer eran 15 los polígono cerrados en toda Galicia. Aún quedan alrededor de 35 disponibles, pero está por ver ahora cómo puede evolucionar este episodio tóxico.

El mismo que empieza a afectar con fuerza a los bancos de infaunales, es decir, los espacios de producción de bivalvos. Prueba de ello es el cierre, ayer, de las zonas Muros I, Muros II y Muros III.

Compartir el artículo

stats