Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O Grove también clama contra las colas al frío y las listas de espera en el centro de salud

En las últimas semanas ya ha habido protestas similares en Meis y Cambados | La concentración convocada por el BNG fue avalada por otros tres partidos políticos y congregó a unas 400 personas en O Corgo 

Los vecinos se dispersaron por la plaza de O Corgo para guardar las distancias sociales. | // IÑAKI ABELLA

Un hombre porta una pancarta que resume el malestar de los ciudadanos. | // IÑAKI ABELLA

Positivos por municipios

En torno a 400 personas se dieron cita ayer al mediodía frente a la casa consistorial de O Grove para reclamar un mejor servicio público de sanidad en el municipio. Una cifra elevada si se tiene en cuenta que se trataba de una convocatoria de partido (del BNG), de que se produce en un momento de máxima preocupación por la pandemia y que justo al comienzo del acto cayó sobre la plaza un fuerte aguacero. La asistencia, a pesar de dichos factores, demuestra que existe en O Grove preocupación y malestar por la calidad de la sanidad que están recibiendo los vecinos.

El Bloque Nacionalista Galego agradeció la participación, y anuncia que hoy mismo entregará en la Consellería de Sanidade las más de 2.000 firmas recogidas durante las últimas semanas. Lo que reclaman es la construcción de un nuevo centro de salud, y que las consultas médicas vuelvan a ser presenciales, como antes de la pandemia.

A nivel político, la concentración del BNG contó con el respaldo explícito del Partido Popular, Esquerda Unida y el Partido Galeguista Demócrata, cuyos representantes estuvieron presentes en las primeras filas, aunque lógicamente apartados de la gran pancarta desplegada por el Bloque frente a la fachada del edificio consistorial. Finalmente, no acudió nadie del gobierno municipal, al menos de forma pública y notoria, lo que le valió al Partido Socialista un buen tirón de orejas por parte del portavoz nacionalista local, Heladio Outeiro.

Antes de los discursos, el BNG colocó una mesa en un lateral de la fachada del consistorio, para recoger más firmas de vecinos descontentos con la situación sanitaria en O Grove. Terminado el acto en sí, la mesa se trasladó a la recepción del edificio, para que pudiesen continuar firmando los interesados.

En las últimas semanas se suceden en O Salnés los actos de protesta contra la política sanitaria de Atención Primaria de la Xunta de Galicia. Ya sean auspiciados por los gobiernos municipales o por el BNG, se han celebrado actos de estas características en Meis, Cambados, y ahora O Grove.

Las quejas son heterogéneas. En Cambados, O Grove o Vilagarcía se quejan de las interminables colas que los pacientes tienen que hacer al aire libre para poder pedir cita, expuestos a la lluvia y el frío; también lamentan que cuesta mucho contactar con el servicio de cita médica por teléfono; y se quejan de las largas demoras para ser atendidos por un profesional, ya que no se están cubriendo todas las bajas de los médicos, y los que quedan tienen a menudo que consultar a sus pacientes y a los sus compañeros. Finalmente, son muchos los pacientes que quieren ser vistos en persona por los facultativos, ya que la atención por teléfono es peor.

En el caso concreto de O Grove, el BNG suma a estas quejas comunes a otras poblaciones la del mal estado del centro de salud de Monte da Vila. En este sentido, los nacionalistas exigen la construcción de uno nuevo, pero también culpan de la situación al gobierno local de José Cacabelos, que no ha puesto a disposición de la Xunta unos terrenos adecuados. “Si Cacabelos pusiese el mismo interés en tener un nuevo centro de salud bien atendido, que en tener un auditorio, hoy estaríamos celebrando todos juntos su construcción”, proclamó Heladio Outeiro.

El portavoz del Bloque grovense también tuvo una cal y una de arena para el PP, cuyos responsables le escuchaban a unos tres metros de distancia. Outeiro les agradeció su presencia en la concentración, para acto seguido recordarles que el PP es el partido que gobierna en Galicia, y responsable último por tanto de como se gestiona la Atención Primaria en la localidad. Por ello, pidió a los conservadores mecos que, “presionen a sus compañeros del PP en la Xunta de Galicia”, para que inviertan más y mejoren la sanidad pública.

La diputada autonómica del BNG, Montserrat Prado, tomó la palabra y acusó a la Xunta de desmantelar la sanidad pública a base de constantes recortes. Manifestó que en España el gasto en sanidad es un 15 por ciento menor que la media europea, y que por encima Galicia, “es la tercera comunidad autónoma por la cola en inversión en sanidad... Y eso tiene consecuencias, como estamos viendo”.

Suben a cuatro los contagios en el asilo de Cambados

La Xunta notificó ayer al Concello de Vilagarcía que tiene 68 positivos, cuatro menos que en la víspera, cuando se batió el récord de enfermos en este municipio desde el inicio de la pandemia. En Vilanova, hay 27, dos más que el sábado. En Cambados, la Consellería de Sanidade reportó 21, uno más que en el último balance. En Sanxenxo, el dato más reciente es de 19 contagiados, frente a los 18 del sábado. Y, finalmente, en Meis hay 10 positivos por Covid-19, como el sábado. En el conjunto del área sanitaria Pontevedra-O Salnés, hay 639 casos activos, después de que en las últimas 24 horas se le diagnosticase la patología a 53 personas más. Hay siete pacientes en la UCI de Montecelo, y cuatro en planta en O Salnés.

Compartir el artículo

stats