El temporal de lluvia y viento de la pasada madrugada, que se extendió hasta media mañana provocó numerosas incidencias que mantuvieron en vilo a los servicios de Bomberos, Emergencias y Protección Civil. Árboles y ramas caídos, así como tejas y uralitas voladoras, y vallas desprendidas fueron los principales problemas. En Catoira, Protección Civil retiró un cable que estaba tendido sobre la carretera en la parroquia de Abalo.

Los bomberos de Vilagarcía tuvieron que retirar árboles caídos sobre la calzada en las parroquias vilagarcianas de Bamio y de Solobeira. Por su parte, los efectivos del Emergencias quitaron un árbol de la calzada en la carretera de O Pousadoiro y retiraron vallas caídas en la avenida Valle Inclán, además de la uralita desprendida en la rúa Esperanza de Carril.