Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vilagarcía de Arousa retrocede al puesto 54 en el ranking gallego de renta media bruta

A pesar del dato negativo, se mantiene como municipio de la comarca por la economía de sus ciudadanos

Vecinos de Vilagarcía de Arousa por el paseo marítimo. |   // IÑAKI ABELLA

Vecinos de Vilagarcía de Arousa por el paseo marítimo. | // IÑAKI ABELLA

Los vecinos de Vilagarcía de Arousa retrocedieron cuatro puestos en el ranking gallego de renta media bruta, situándose en el puesto 54 de la lista que lideran Oleiros, Arteixo y Nigrán. Esta es una de las conclusiones de los datos que recoge la Agencia Tributaria de las declaraciones del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas, IRPF realizadas el año pasado.

La renta media bruta declarada en este municipio en 2019 fue de 21.925 euros, apenas 429 euros más que en el ejercicio anterior. A pesar del bajón en la escala gallega, Vilagarcía sigue siendo el municipio que declara el mayor nivel de renta de la comarca de O Salnés y su área de influencia; solo seguido a 9 puntos por Sanxenxo (puesto 63) y a 14 por Pontecesures (con el número 68).

En el municipio vilagarciano, del total de 37.456 habitantes, 19.982 titulares efectuaron un total de 17.434 declaraciones ante Hacienda. Se declararon en total 382.247.878 euros de los que 318.140.591 correspondieron a rentas del trabajo; 5.321.915 euros a capital mobiliario; 11.822.117 a renta de bienes inmuebles y 24.780.485 a rentas de actividades económicas.

Con respecto a la situación familiar, de los 19.982 declarantes, 693 presentaron deducciones por maternidad; 425 por gastos en guardería y centros de educación infantil y 811 por descendientes, ascendientes o cónyuge con discapacidad.

Hubo 6.681 declaraciones de vilagarcianos con hijos, siendo 10.131 el número total de hijos declarados. En 466 casos se trata de familias numerosas, siendo 427 las unidades familiares con 3 hijos (categoría general) y 35 con más de 3 hijos (categoría especial).

Sanxenxo, con 17.347 habitantes está en el puesto 63 del ranking gallego en renta media bruta que se cibra en 21.369 euros. Hubo el año pasado 8.296 declaraciones por parte de 9.396 titulares.

Pontecesures, el municipio más pequeño del área de influencia de esta comarca, está en el puesto 68 a nivel económico. De sus 3.052 habitantes, 1.786 formularon 1.514 declaraciones de IRPF, con una renta media bruta de 21.177 euros.

Catoira, con 3.335 habitantes, está en el puesto 108 con una renta media de 19.551 euros, tras las 1.515 declaraciones de un total de 1.745 declarantes. Le sigue Valga, en el puesto 130, con 5.869 vecinos de los que 2.888 realizaron 2.451 declaraciones del IRPF, con una renta media de 18.955 euros.

Ribadumia contabiliza 5.052 vecinos de los que 2.580 son declarantes ante la Agencia Tributaria. Efectuaron 2.340 declaraciones. Por el nivel de renta media (18.847 euros) está en el puesto 137.

O Grove está en el lugar 142 con una renta media declarada de 18.735 euros. De los 10.650 habitantes, 6.003 suscribieron la declaración del IRPF.

Meis, con 4.791 habitantes registró 2.105 declaraciones de 2.446 de personas con obligación de declarar. El municipio está en el puesto 146 con una renta media de 18.640 euros. Cambados ocupa el puesto 150 en el ranking gallego con una renta media de 18.568 euros. De sus 13.744 vecinos, 7.468 suscribieron 76.717 declaraciones de la renta.

Vilanova de Arousa, con 10.302 habitantes, está en el puesto 173 con una renta media de 17.994 euros. El año pasado se registraron 4.619 declaraciones de 5.178 personas.

En el penúltimo puesto comarcal está Meaño que tiene 5.272 vecinos con una renta media bruta de 16.859 euros. En 2019 se registraron 2.438 declaraciones de IRPF que sumaron 2.787 declarantes.

Por último, A Illa de Arousa, con 4.926 habitantes, está en el puesto 263 al declarar una media bruta de 15.577 euros y 2.438 declaraciones de 2.787 personas.

El 71% de los beneficiarios de las ayudas municipales son ciudadanos españoles

El estudio de la memoria anual del área de Servizos Sociais del Concello de Vilagarcía, además de dar a conocer las cifras de las ayudas de emergencia concedidas y el dinero invertido por la Administración municipal para atender las necesidades básicas de las personas más vulnerables, permite hacer una radiografía más detallada de la situación y la composición social del municipio. El análisis de los datos permite, por ejemplo, romper las falsas creencias como la de que son los emigrantes los que reciben más ayudas, o contrastar el sesgo de género que aún se percibe a la hora de acudir a solicitarlas. En el primer caso, y revisando los datos extraídos de la memoria municipal correspondiente al ejercicio 2019, se advierte que la inmensa mayoría de las personas que solicitaron, y a las que se les concedieron ayudas a la inserción social municipal (AISM), fueron ciudadanos de nacionalidad española; en concreto el 71% del total. De los 342 expedientes tramitados, 247 correspondieron a súbditos nacionales, frente a 95 personas de diversos países. Dentro de este 29% de beneficiarios extranjeros, los más numerosos fueron los venezolanos (10,8%), por lo que el 18,9% restante se distribuye de forma residual entre nacionalidades diversas como marroquí, rumana, brasileña, colombiana, argentina, cubana y, de forma aún más puntual otras como la italiana, portuguesa, paraguaya, tailandesa o uruguaya. Los datos también revelan que, pese a encontrarnos en pleno siglo XXI, siguen detectándose ciertos sesgos de género que se repiten año tras año. De hecho, la mayoría de las personas que acudieron a solicitar ayudas a Servizos Sociais fueron mujeres (72%). En términos absolutos, en los 342 expedientes de ayudas de inserción social 247 fueron por personas del sexo femenino, frente a 95 casos tramitados por hombres. Aunque este dato puede tener que ver con la realidad de que es mayor el número de mujeres que viven solas o son cabeza de familia y que se encuentran en situación de riesgo social, aún conviviendo o compartiendo la responsabilidad familiar con algún varón, es mucho mayor la proporción de casos en los que es la mujer la que finalmente recurre a Servizos Sociais a demandar la ayuda de emergencia que precisa su núcleo familiar. Servizos Sociais de Vilagarcía tramitaron en 2019 un total de 342 expedientes de AISM con el objetivo de atender situaciones de urgente necesidad, garantizar mínimos de subsistencia y reforzar procesos de integración familiar y de inclusión social. Dado que de una misma solicitud o expediente pueden recogerse hasta tres conceptos diferentes de ayudas, el número total de las concedidas es muy superior al de expedientes tramitados. El porcentaje de solicitudes que se deniegan es muy pequeño, ya que no llega al 14% del total. Para financiar las ayudas concedidas a través de estos 342 expedientes, el Concello de Vilagarcía destinó 185.253,93 euros de fondos propios. Las más demandadas son para el pago de alquiler. Existen tres modalidades de ayudas municipales: las de pago único y de carácter puntual que se conceden para dar respuesta inmediata a una emergencia de primera necesidad, las ayudas infantiles de carácter periódico para hijos de hasta 18 meses, y las ayudas alimenticias y de higiene de carácter periódico para familias con menores a su cargo. Las más demandadas en 2019 fueron las destinadas al pago del alquiler de la vivienda, que casi duplican la suma de las restantes. Le siguen las ayudas periódicas para alimentos y productos de higiene, tanto en la modalidad de lactantes como para familias con menores a cargo.

Compartir el artículo

stats