Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El servicio de comida a domicilio aumenta la competencia entre el sector hostelero

Se innovan ideas para diferenciarse como el producto envasado al vacío para llenar la nevera | La comercialización de tortillas a domicilio también entre entre las alternativas

Las tortillas ha sido la apuesta del Bar Barrantes para potenciar el servicio a domicilio

Las tortillas ha sido la apuesta del Bar Barrantes para potenciar el servicio a domicilio

Francisco Pajares, del Mezclum, confirma el auge de esta opción. IA

El servicio de comida a domicilio ha adquirido un notable auge en Vilagarcía en los últimos meses. Las restricciones derivadas de la pandemia del covid se han hecho notar en una menor predisposición de los clientes a acudir a los locales, por lo que son muchos los establecimientos que han querido invertir en esta alternativa para paliar el menor tráfico de comensales.

La diferenciación es otra de las cuestiones intrínsecas a la decidida apuesta por externalizar el servicio. Por ello una de las cuestiones en las que más incidencia se está haciendo en ofrecer un producto alejado de la tradicional comida rápida para poder competir en atractivo para el comensal.

El Restaurante Derby es uno de los que ha dado un paso adelante muy importante en esta materia. Sito Dieste, gerente del local y cocinero, apunta que “el llevar la comida a casa es un negocio que va en aumento, pero entra dentro de un cambio de perfil generalizado en el consumo. Ves tendencias distintas, incluso mucha gente que te reserva ya para salir de trabajar y recoger ellos la comida para llevársela a casa, sobre todo los viernes por la noche”.

Tras empezar poco antes del confinamiento con esta apuesta, el Restaurante Derby ha ido un poco más allá en su formato al trabajar también un formato que va más allá de la comida para consumir de inmediato, “tenemos también la idea que llamamos de nevera vacía y que pasa porque el cliente tenga la posibilidad de pedir comida perfectamente envasada al vacío para poder comer un par de días después”.

Es precisamente en la presentación del producto donde también se ha realizado un trabajo importante. “Se trata de adaptar tu carta a domicilio y que la esencia del plato llegue intacta a cada casa. Para ello hay que cuidar el empaquetado y la presentación”, señala el empresario vilagarciano.

También el Bar Barrantes ha innovado incorporando una carta de tortillas variadas para que el cliente pueda recibirlas en su casa. Mauricio Pérez, propietario del establecimiento, está muy contento con la acogida, “están saliendo muy bien para domicilios”, si bien no pasa por alto que “ojalá la gente se animase más a salir a la calle porque la hostelería tiene que ver el servicio en las casas como un complemento. Los bares son un lugar seguro y de eso no nos podemos olvidar tampoco”.

Por su parte, el Café Bar Mezclum ha abierto la posibilidad de servir en las casas el menú que elaboran diariamente, además de cualquier producto de su carta. Francisco Pajares recuerda que “es un foco de negocio en auge. Nosotros lo trabajamos muy bien y no lo vamos a descuidar para nada”.

CayLu llega “como un balón de oxígeno”

Al igual que sucede desde hace unos años en ciudades de mayor población, el servicio de comida a domicilio se ha convertido en una alternativa a explotar por parte de empresas que se encarga de toda la logística necesaria para cubrir esta carencia en los locales. En el caso de la firma CayLu que empezará a operar a mediados del mes de noviembre en todo el término municipal de Vilagarcía. Su franquiciado en la localidad, Isidoro Márquez señala que “nos encargaremos de dar el mejor servicio posible a los establecimientos evitando el riesgo de una alta inversión para potenciar las entregas en viviendas. Creemos que somos casi un balón de oxígeno para la hostelería porque van a ganar un servicio que antes no tenían del todo enfocado por falta de personal y le abriremos una via de negocio”, apunta. Sin embargo, la relación comercial de CayLu con los locales también tendrá una cierta exigencia por parte de la empresa distribuidora, “buscamos una exigencia y una línea de trabajo. Básicamente porque la responsabilidad de la entrega va a recaer en nosotros. Por ello trabajaremos con negocios que cuidan al máximo su entregas tanto en presentación como en la máxima calidad”.

Reparto ecológico y fomento del empleo

Una de las cuestiones en las que esta nueva empresa de distribución, con base en Arzobispo Lago, también ha incidido es en la reducción de gases contaminantes. Para ello, toda su flota de motocicletas serán eléctricas y además contarán con maletas isotérmicas para la mejor conservación de la entrega. El servicio se gestionará inicialmente a través de la web de la empresa, pero ya se está trabajando en el desarrollo de una aplicación para el móvil en la que el cliente cuente con la mayor oferta de comida y la máxima comodidad. Hasta doce repartidores integrarán la plantilla en el arranque en Vilagacía de Caylu para repartir por todo el término municipal en tiempos que nunca excederán un máximo de 15 minutos desde la entrega del producto hasta la llegada a casa con un complemento de 3 euros si la entrega es en el casco urbano y 5 si es en el extrarradio. Este servicio también se instalará en próximos meses para locales de A Illa, Vilanova y Cambados.

Compartir el artículo

stats