Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambados refuerza los servicios sociales tras recuperar la autonomía financiera

El Concello sale del plan de ajuste económico al que se acogió en julio tras suspender el Congreso la regla del gasto | Dispondrá de los 86.000 euros del remanente de Tesorería

El concejal de Facenda de Cambados, Xurxo Charlín. |  // IÑAKI ABELLA

El concejal de Facenda de Cambados, Xurxo Charlín. | // IÑAKI ABELLA

El Ayuntamiento de Cambados podrá dedicar más dinero a los servicios sociales, tras haber quedado en suspenso el Plan Económico Financiero al que tuvo que acogerse el pasado mes de julio.

El 20 de octubre, el Congreso de los Diputados aprobó la suspensión de las reglas de control del gasto durante este año y el siguiente, para que las administraciones puedan hacer frente a la crisis sanitaria, económica y social derivada del Covid-19. Así las cosas, el Concello cambadés recupera la autonomía financiera apenas tres meses de haberla perdido.

El concejal de Facenda, Xurxo Charlín, argumenta que esto permitirá destinar más dinero a los servicios sociales. En concreto, esa será la finalidad de los 86.100 euros que han quedado de remanente de Tesorería del ejercicio 2019. El edil apunta a este respecto que, “en estos momentos de crisis económica y sanitaria es una prioridad para el gobierno de Cambados fortalecer esta partida”.

La suspensión del Plan Económico Financiero también dará mayor libertad y margen de maniobra al Ayuntamiento a la hora de planificar los presupuestos municipales de 2021, y para decidir el destino del gasto público durante los dos próximos años.

Charlín hizo pública esta suspensión del plan de ajuste económico de Cambados al anunciar igualmente que ya están terminada la cuenta general de 2019 para llevarla a la comisión.

Pagan a 4,2 días

El concejal hace hincapié en la salud económica del Ayuntamiento, y llama la atención sobre el contraste entre la situación actual y la de los últimos años del Partido Popular de Luis Aragunde en el poder.

Así, afirma por ejemplo que los proveedores del Concello estuvieron cobrando durante el pasado mes de septiembre a 4,17 días de media después de entregar su factura por registro, “muy lejos de los 60 días de pago que llegó a tener el Concello en 2015 por falta de liquidez”.

El concejal plantea que las cuentas de 2019 se cerraron con un superávit de 242.160 euros. Añade que el año pasado se gastaron 10,1 millones de euros, de los cuales destinaron un millón a obras y 680.000 a servicios sociales, “casi el doble que destinó el PP en la misma partida en 2014”.

En lo que respecta a la liquidez municipal, el informe técnico de Intervención señala que el Concello tiene 1.240.000 euros en los bancos, tres veces más de lo que había

“Rigor y responsabilidad”

 “Estos datos contables se deben, en gran medida, al rigor y la responsabilidad con las que se gestionan los balances del municipio, pues uno de los objetivos fijados es el de establecer criterios acordes con las necesidades económicas y sociales de los vecinos”, afirmó Charlín, al tiempo que agradece el trabajo de los funcionarios de Intervención, Tesorería y Contabilidad.

Además, destaca que, “una política económica eficaz no es incompatible con la buena gestión y la reducción de impuestos a nuestros vecinos, reduciendo impuestos como el IBI en un 24 por ciento desde 2015 o congelando el resto de tasas e impuestos, junto con el incremento de las bonificaciones fiscales”.

Compartir el artículo

stats