Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rañeiros decide reducir los días de trabajo a causa de la Covid-19 y la caída de precios

La flota faenará de lunes a jueves manteniendo los cupos actuales, aunque no se descarta que esas jornadas puedan verse reducidas por la falta de compradores

La campaña de libre marisqueo pinta negra para el sector. | // NOÉ PARGA

La caída deprecios experimentada en los últimos días y la situación de incertidumbre que está trasladando a los mercados la Covid-19 ha obligado a la asociación de Rañeiros de la ría de Arousa a tomar una decisión drástica, la de reducir el número de días de trabajo en el libre marisqueo, aunque manteniendo los cupos fijados en un primer momento. Esa decisión se adoptó en una reunión que mantuvieron ayer los patrones mayores en la que se analizaron los datos de una semana que no dudan en calificar de “nefasta” para los intereses de un sector que ya venía seriamente castigado desde el inicio de la pandemia.

Juan José Rial Millán, patrón mayor de A Illa y presidente de Rañeiros, reconocía ayer que “nos estamos encontrando con una situación muy complicada ya que, ante la situación de incertidumbre que viven los mercados, los depuradores ya nos han comunicado que no pueden hacer acopio de producto, no pueden asumir tanto marisco, por eso hemos decidido reducir un día las jornadas de trabajo semanales”. Esa decisión podría incluso ser más drástica en función de como evolucione la pandemia, que obligaría a cerrar los establecimientos hosteleros, el principal sustento del marisqueo y de las depuradoras. Los precios también han experimentado una caída con respecto a los primeros días de la campaña de libre marisqueo, una tendencia que preocupa al sector y que le hace temer que se mantenga durante la temporada navideña. “Mucho nos tememos que se avecina un invierno muy duro para nosotros”, explica Millán.

A ello se suma el estado de los bancos marisqueros que no es precisamente el mejor. Desde el principio de la campaña los patrones vienen advirtiendo que el banco de O Bohído no tiene producción suficiente para “tener 400 embarcaciones diarias trabajando”, mientras que el otro gran banco, el de Os Lombos, “ha regresado a los niveles que tenía en 2015 y 2016; desconocemos los motivos, pero la situación no pinta nada bien para nosotros y nos exponemos a un invierno que va a resultar muy duro para el sector”, explica Millán.

Otro de los problemas, aunque este endémico, es la división que acarrea el sector, con un buen número de cofradías al margen de la asociación de Rañeiros. Las últimas han sido las de Rianxo y A Pobra, que de ser socios fundadores (el patrón de Rianxo llegó a ser el presidente) pasaron a buscar otras fórmulas de gestión.

Algo más de medio millar de embarcaciones

Uno de los indicios que apunta a una mala campaña en el libre marisqueo es la cifra de embarcaciones que acude a diario a trabajar en estos bancos marisqueros. De las 1.500 que podrían despachar para hacerlo, durante toda la semana apenas han acudido medio millar, concentrándose la mayor parte de ellas en el banco de O Bohído, el que mejores resultados está dando en estos momentos. La jornada de ayer no fue una excepción ya que de las 550 embarcaciones que salieron a faenar, 281 trabajaron en el banco situado entre Vilanova y A Illa de Arousa. Al banco de Os Lombos acudieron 92 y a Cabío 56. La cifra se completó con la presencia de 121 embarcaciones en otras zonas adscritas al libre marisqueo. Los precios también tienden a la baja. En la lonja de A Illa, salvo un pequeño lote de 90 kilos de babosa, que se cotizó a entre 18 y 20 euros, el resto de la producción extraída no pasó de los 13 euros, una cantidad muy inferior a la registrada en los primeros días. Algo similar ocurrió en la lonja de Cambados, donde las especies vinculadas al libre marisqueo, babosa y japónica, cotizaron ayer a la baja en casi todas las cantadas. La situación tampoco fue mejor en la lonja de Vilanova, donde una especie como el relojito, del que se comercializaron 73 kilogramos, no superó los 2 euros.

Compartir el artículo

stats