El Ayuntamiento de Cambados pone en marcha dos proyectos medioambientales para mejorar la gestión de los residuos. Las iniciativas fueron presentadas ayer por el concejal de Servicios, Samuel Lago.

La primera de ellas consiste en la compra de un punto limpio móvil, que visitará todas las parroquias -excepto Oubiña, donde está el punto limpio fijo-, para facilitar a los vecinos el depósito de residuos como restos de poda, muebles rotos o escombros de obra. “Estamos viendo que hay gente que los deposita en los contenedores de orgánicos”, advirtió Lago.

En segundo lugar, el Concello va a ampliar los composteros comunitarios, y comprará 400 pequeños bidones individuales, que se repartirán entre los vecinos del rural para que los interesados hagan su propio compost.

Finalmente, Samuel Lago anunció la adquisición de dos máquinas trituradoras, que se emplearán para despiezar restos de poda o de jardinería. El material resultante se empleará como estructurante a la hora de hacer el compost.