Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pontecesures remoza las calles urbanas por las que discurre el Camino Portugués

Los peatones pasan con la reforma a tener prioridad sobre el tráfico rodado

Un momento de la visita institucional a Pontecesures.  | // IÑAKI ABELLA

Un momento de la visita institucional a Pontecesures. | // IÑAKI ABELLA

La reforma de las calles Castro e Infesta, en Pontecesures, ha permitido mejorar considerablemente el aspecto de dos viales del centro urbano por los que discurre el Camino de Santiago. La actuación fue financiada por la Diputación, y ayer la visitaron el alcalde pontecesureño, Juan Manuel Vidal Seage, y los diputados provinciales Santos Héctor y Gregorio Agís.

Las calles son ahora de prioridad peatonal, por lo que darán servicio tanto a los numerosos peregrinos que recorren el Camino Portugués a Santiago, como a los usuarios del pabellón deportivo o a los 360 alumnos del colegio Infesta. Las obras contaron con un presupuesto de 188.000 euros, y los diputados provinciales afirmaron que, “el resultado es completamente satisfactorio”.

También se muestra satisfecho Juan Manuel Vidal Seage. “Estas obras dan visibilidad a Pontecesures porque el resultado es para estar orgullosos”. En su opinión, se alcanzó, “un equilibrio entre el tráfico y los peatones”.

La actuación ha supuesto la reurbanización de 1,5 kilómetros de trazado entre ambas calles. El pavimento es ahora de hormigón coloreado con bandas de granito, por lo que además de su mayor funcionalidad y seguridad para vecinos y visitantes, ha ganado también estéticamente.

Diputación y Ayuntamiento quieren colaborar también en un proyecto de mejora urbana en las orillas del río Ulla.

Compartir el artículo

stats