Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El vertido de urea en la rotonda de Godos requirió de un operativo de seis horas para su retirada

Bomberos de Vilagarcía y Ribadumia participaron en recoger la mercancía del camión accidentado

Hasta 23 toneladas de urea se esparcieron por la zona tras la colisión y el posterior volcado.

Hasta 23 toneladas de urea se esparcieron por la zona tras la colisión y el posterior volcado. // N. Parga

El accidente registrado en la tarde del viernes en la rotonda de Godos y en el que se vieron implicados un camión de transporte y una furgoneta requirió de un amplio dispositivo de seguridad.

La capacidad del remolque del camión era de un total de 23 toneladas de urea que se desparramaron sobre el asfalto una vez que el camión volcó tras la maniobra de su conductor a raíz de la colisión con la parte trasera de la furgoneta.

Eran alrededor de las 17.00 horas del viernes cuando se produjo la colisión y del inmediato vertido de urea, en total unas 23 toneladas, que obligó a retenciones de tráfico y a la puesta en marcha de un operativo que comprendió la llegada de una grúa de considerables dimensiones para poder devolver al camión a la verticalidad.

Dotaciones de bomberos de Ribadumia y Vilagarcía se desplazaron al lugar del accidente llevando el peso de un operativo en el que también participaron operarios de Protección Civil y Guardia Civil de Tráfico.

Hasta el lugar también acudió una pala y una barredora para poder retirar de la carretera una mercancía que llegó a formar capas de más de 15 centímetros de espesor en las inmediaciones del camión volcado. La escena estaba protagonizada por un enorme manto blanco que obligó a reducir el flujo de tráfico en uno de los nudos gordianos del mismo en los accesos a Vilagarcía.

La primera de las acciones emprendidas fue la de limpiar la mancha de combustible con un material absorbente para luego centrar los trabajos en la recogida de la urea vertida. El operativo se extendió por encima de las seis horas hasta poder retirar por completo la mercancía. Cabe recordar que el conductor del camión, así como los dos ocupantes de la furgoneta, fueron trasladados al Hospital do Salnés sin ningún riesgo vital.

Por otro lado, no fue la primera vez que un camión de gran tonelaje sufre un accidente en la rotonda de Godos. El peso que transporta, unido a unos accesos en pendiente, aumentan el riesgo añadido a un despiste del conductor.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats