Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La gastronomía de O Grove hace de reclamo, a pesar de la suspensión de la Festa do Marisco

La comarca registra una buena afluencia de visitantes, a pesar de la pandemia

La comarca, y especialmente localidades turísticas como O Grove, una referencia indiscutible para el sector cada mes de octubre, parece haber recibido en este puente festivo del Pilar una afluencia de público mayor de la esperada.

Sobre todo teniendo en cuenta que la pandemia por coronavirus sigue latente y obligó a suspender la multitudinaria Festa do Marisco, además de introducir importantes restricciones de movilidad en Madrid, Ourense y otros puntos del país, con lo que esto supone de freno a la hora de desplazarse.

Pero a pesar de que se redujo la afluencia y se produjeron cancelaciones, hay mucha gente que tenía previsto visitar O Grove en la Festa do Marisco y decidió hacerlo igualmente, a pesar de su suspensión. Y la gran mayoría lo hacen atraídos por la afamada gastronomía de este pueblo.

Las segundas residencias que algunos tienen en la localidad, la rica oferta hotelera y de restauración -con una firme apuesta por la seguridad frente al Covid-, la campaña de las "Xornadas marisqueiras" -puesta en marcha por la asociación Emgrobes- y el hecho de que saborear el mejor marisco en pleno octubre -y en O Grove- se haya convertido en una tradición, parecen haber sido determinantes.

Se nota en restaurantes como D'Berto, Solaina, Don Mexilón, Pan de Millo, Herlogón y tantos otros que ayer tuvieron llenas sus mesas tras recibir clientes no solo de O Grove, la comarca y otros puntos de Galicia, sino también de lugares como Asturias, Portugal, País Vasco y Valladolid.

Así las cosas, puede decirse que la afluencia a los restaurantes es más que aceptable, y que algo parecido sucede con los hoteles.

Un sondeo realizado entre los propios hoteleros permite constatar que la ocupación media puede rondar el 60% en el centro urbano y el 50% en el caso de la parroquia de San Vicente.

Aunque bien es cierto que existe enorme disparidad entre los establecimientos, en función de sus características. Y tampoco hay que perder de vista que algunos habían decidido cerrar porque no confiaban en recibir clientela, sorprendiéndose ahora al ver que llegan los visitantes.

Puede detallarse que los hoteles más básicos y/o los que tienen menos de tres estrellas, tienen una ocupación baja, de apenas un 25% o un 35%; incluso en el caso de algunos del centro urbano que en octubre suelen estar a tope.

Sin embargo, los de gama alta, tres o cuatro estrellas, elevan su ocupación a un 75% o 80%, alcanzando el 90% en A Toxa.

Los hosteleros consultados señalan que "con el estado de alarma decretado en Madrid y las restricciones en Ourense se han registrado cancelaciones".

Pero también es cierto que, "cuando pensábamos que tendríamos que limitarnos a los clientes de mayor proximidad, estamos recibiendo gente de León, Valencia y Valladolid, entre otros lugares de España", indican en Hotel & Apartamentos Cons da Garda.

"Gente fiel"

A este respecto, tanto hosteleros como restauradores inciden en que "hay gente fiel a la Festa do Marisco, que repite cada año, y otros que querían disfrutarla por primera vez, y lo que han decidido, unos y otros, es apostar igualmente por O Grove en esta época atraídos por nuestra gastronomía".

Esos empresarios, y algunos de sus clientes, coinciden al señalar que están "encantados" con el buen tiempo reinante, lo cual ayuda también, y mucho, a animar O Grove y la comarca. "En nuestro municipio tenemos un microclima que nos hace diferentes", presumen los hosteleros.

Ese buen tiempo ha contribuido al desarrollo de las diferentes actividades socioculturales desarrolladas en la localidad, tanto al abrigo de las "Xornadas Marisqueiras" de Emgrobes como promovidas por otras entidades y el Concello.

Vigilancia para el cumplimiento de protocolos anticoronavirus

Respecto al proyecto promocional promovido por Emgrobes, no está de más incidir en que se basa en la utilización y disfrute de hoteles y restaurantes de forma segura frente al coronavirus.

Para ello, incluso se ha contratado un equipo de seguridad y vigilancia privada que se ocupa de recorrer calles y locales velando por el cumplimiento de los protocolos Covid.

Se quiere así que tanto los hosteleros como sus clientes cumplan las normas y contribuyan a evitar posibles contagios.

Compartir el artículo

stats