El consejo de redacción de la revista "Cen Follas" se ha propuesto arrojar luz sobre momentos y personajes de la historia de Cambados sobre los que ha caído injustamente el polvo del olvido. Hace unos meses devolvieron a la actualidad la figura de Narciso Pérez, el malogrado escultor lleno de talento que murió poco después de cumplir los 25 años; y ahora pusieron una piedra fundamental para que Cambados salde su deuda histórica con María Dolorès del Valle Bechade, "A Francesa" (1885-1967). La historiadora del arte Beatriz Laya es la autora del artículo, para el cual contó con la colaboración de una sobrina de "A Francesa", que fue compañera de viajes y desvelos de la homenajeada ayer.

-El Concello de Cambados hará Hija Adoptiva a título póstumo a Dolorès del Valle en el pleno de esta noche (por ayer jueves). ¿Se salda así una deuda con ella?

-Creo que sí, y no lo pienso solo yo. Hablando con vecinos de Cambados, son muchos los que me han dicho que teníamos una deuda pendiente con ella. Es una opinión generalizada, y ahora por fin se ha saldado.

-¿Hubiese tardado tanto el homenaje si "A Francesa" hubiese sido un hombre?

-Estoy convencida de que no hubiese pasado tanto tiempo. Todo hay que verlo en su contexto, y ella vivió en un tiempo en el que la mujer permanecía siempre en un segundo plano. Si se hubiese casado, hoy se le atribuirían las donaciones a su marido, aunque fuesen iniciativa de ella.

-¿La recuerdan los cambadeses o ya es una figura olvidada?

-La gente sigue acordándose de "A Francesa", aunque muy poca gente le ponga nombre o sepa algo sobre ella. Pero, en Cambados todos hemos escuchado hablar de "A Francesa" en algún momento.

-¿Se equivocó el Ayuntamiento al vender para una urbanización de pisos el solar del antiguo campo de A Mercede donado por Dolorès del Valle?

-Quiero pensar que si en aquel momento se supiese más sobre quien había sido Dolorès del Valle y la importancia de sus donaciones, no se hubiese vendido el terreno. Lo cierto es que perdimos un lugar importante.

-Eso demuestra que es necesario conocer el pasado para tomar decisiones correctas en el presente.

-Así es.

-¿Fue una mujer adelantada a su tiempo?

-Sí y no. Fue una mujer adelantada porque llegó a Galicia con una mente muy abierta, europea, y estaba convencida de que era posible una sociedad diferente, más justa e igualitaria. En ese sentido estaba en la línea de Concepción Arenal o de Juana de Vega. Pero al mismo tiempo era una mujer muy religiosa y conservadora.

-Creía en el reformismo agrario y tenía postulados educativos que podrían considerarse progresistas. Y al mismo tiempo dirigió sus donaciones a entidades religiosas, como el actual colegio de los Salesianos o el edificio de A Xuventude, que es el actual Auditorio. ¿No son actitudes vitales contradictorias?

-Dolorès del Valle era muy creyente, católica practicante. Pero el suyo era un catolicismo abierto. Era una persona con carácter que sabía lo que quería, y no le gustaba que otros tomasen decisiones por ella.

-Fue enfermera voluntaria en hospitales tanto en la Primera Guerra Mundial como en la Guerra Civil. ¿Qué experiencia fue más dura para ella?

-Por lo que comenta su familia, la situación que vivió durante la Guerra Civil en el hospital que se montó en A Toxa fue muy dura porque estaba ocupado por soldados que venían de Marruecos para luchar por el bando nacional y que no querían ir al frente. Algunos se quitaban las vendas de las heridas para que se les infectasen y poder quedar más tiempo en el hospital.

-Dolorès del Valle y su padre, que es quien trajo a Cambados a la familia, están enterrados en un panteón en el cementerio de Santa Mariña Dozo. ¿Qué familia le queda y dónde vive?

-Hoy en día la familia más directa que le queda es su sobrina Lucía, y las hijas de ella. Viven en Madrid, aunque pasan temporadas en Cambados. Cuando les anuncié que el Ayuntamiento iba a nombrar Hija Adoptiva a su tía tomaron la noticia con muchísima alegría.

-En su artículo de la revista "Cen Follas" plantea que fue la primera mujer presidenta de un equipo de fútbol en España.

-La prensa de la época la presenta como presidenta del Juventud de Cambados en la inauguración del campo de fútbol de A Mercede. Quizás fuese un título honorífico, pero en todo caso sí, sería la primera mujer presidenta de España, puesto que la primera de la que se tiene constancia es Amelia del Castillo, y llegó al cargo en 1963.

-¿Habría material suficiente para crear una pequeña exposición didáctica sobre "A Francesa", como las que se han hecho con Plácido Castro o Narciso Pérez?

-Tenemos fotografías, la medalla de condecoración que le concedieron en Francia por su trabajo de enfermera durante la guerra, cartas... Yo no he encontrado documentación referida a las donaciones, pero seguro que queda algo. Hacer una pequeña exposición estaría bien.

-¿Qué otras iniciativas serían viables para que los cambadeses conozcan más de Bechade?

-El domingo se va a descubrir una placa con su nombre en la plaza que hay junto al Auditorio de A Xuventude, y también es un paso muy importante. También estaría bien darla a conocer más entre los escolares y los jóvenes, y que se diese alguna información sobre ella en la oficina de turismo.

-¿Cómo describiría a Dolorès del Valle si solo pudiese emplear tres adjetivos?

-Diría que fue generosa, valiente y me imagino que también utilizaría la palabra humilde.