Un hombre de nacionalidad china permanece en estado grave, tras sufrir un accidente laboral a media mañana de ayer en Cambados. L.Q., de 40 años, estaba trabajando en la reforma de la antigua nave de Gráficas Salnés, en la rotonda de Vilariño, y sufrió una caída desde unos cinco metros de altura.

Según la información recabada en el punto por los servicios de emergencias, L.Q. estaba trabajando a cierta altura desde una escalera, pero en un momento dado se abrió el portalón de acceso a la nave. Este golpeó la escalera y desequilibró al obrero, que intentó evitar la caída agarrándose precisamente al portal. Sin embargo, no pudo sostenerse y terminó precipitándose al suelo.

Los equipos de emergencias explican que a su llegada L.Q. estaba tendido en el suelo, y que permanecía consciente. Pero sufría unos dolores tan intensos que era imposible su inmovilización. Desde el 061 se envió la ambulancia medicalizada con base en el Hospital do Salnés, y la médico de guardia administró al obrero un sedante. Pasados unos minutos, eso permitió a los sanitarios su inmovilización y traslado a la ambulancia. Fue evacuado hasta el servicio de Urgencias del hospital de Montecelo.

Fuentes consultadas indican que su estado era grave, puesto que sufría un traumatismo severo en una clavícula, y se sospechaba de la presencia de heridas internas de consideración.

Fuentes oficiales de Montecelo indican que permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con politraumatismos y contusiones relevantes, por lo que su pronóstico es grave.

Además del 061, se presentaron en el punto el servicio municipal de Emerxencias de Cambados, la Policía Local, y una patrulla de la Guardia Civil, encargada de instruir las diligencias. El siniestro se produjo en la antigua nave de Gráficas Salnés, situada junto a la rotonda que enlaza en Vilariño las vías rápidas de acceso a Vilagarcía y la Autovía do Salnés. Una empresa está reacondicionando el inmueble para abrir en él un bazar chino.