-El convenio con el Concello todavía no está firmado. ¿Tiene alguna novedad al respecto?

-Por la situación de este año se ha ido posponiendo. Como de momento tenemos el uso total de las instalaciones tampoco nos urge, pero no puedo ocultar que es un trámite necesario para poder avanzar en muchos aspectos. Hay un compromiso por parte del gobierno local y una buena sintonía para que se creen buenas sinergias. Queremos dinamizar la sociedad y ser un referente de ocio saludable. Incluso estuve en contacto hace unos días con voluntarios turcos que están muy interesados en hacer proyectos juntos con los jóvenes.

- ¿Es posible un espacio en el que se pueda combinar el ocio para la tercera edad y para la juventud?

-Estoy plenamente convencido porque está sucediendo ahora con la presencia de Arousa Moza en la sociedad. Además, incluso tenemos más demanda de actividades para adultos desde que se cerró el local de jubilados de la Casa del Mar. El bingo social está funcionando muy bien e incluso nos piden bailes de salón, pero ahora está claro que no puede ser. Si cualquier colectivo o asociación está buscando un espacio para su actividad en el Liceo Casino estaríamos encantados de recibirles.

-¿Está claro que le ve futuro a la sociedad?

-Por supuesto. Lo más dramático fue la venta de la sede, pero lo positivo es que el comprador fue el Concello y cederá el espacio para poder ser usado.