DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plantilla sanitaria de O Salnés demanda refuerzos para reducir las listas de espera

La junta de personal de este distrito denuncia que están llegando pacientes con patologías agravadas debido a la dificultad de acceso a la asistencia - Pide también que se instaure un punto de pruebas PCR en la comarca

Reunión de la junta de personal del distrito sanitario de O Salnés y la diputada Montse Prado.

Reunión de la junta de personal del distrito sanitario de O Salnés y la diputada Montse Prado. // Iñaki Abella

Los representantes de los trabajadores del distrito sanitario de O Salnés muestran su preocupación por el retraso que se produce en la asistencia sanitaria ordinaria, lo que hace que lleguen al Hospital Comarcal casos con patologías mucho más graves. Advierten que incluso se produce un retraso en el diagnóstico de casos de cáncer, por lo que se abordan en estadíos más avanzados. Demandan que se refuercen las contrataciones de profesionales sanitarios para poder reducir las listas de espera, al tiempo que se da respuesta a la pandemia del Covid-19. Así lo han expuesto en la reunión que mantuvieron ayer con la diputada del BNG, Montserrat Prado, quien se ha comprometido a trasladar a la Xunta de Galicia sus propuestas.

Prado Cores puso de manifiesto que el Covid-19 sorprendió a la sanidad gallega con muchas patologías previas. "Son consecuencia de años de recortes del Partido Popular, de camas hospitalarias, de personal, de recursos y presupuesto, y es preciso en este momento dar respuesta a la pandemia, pero también al resto de las patologías", explicó.

La situación se agravó en la pandemia, ya que la Xunta tomó la decisión de reducir drásticamente la asistencia presencial en los centros de salud y el cierre de algunos consultorios, como el caso de Meis (Paradela y San Martiño) y Vilaxoán (en Vilagarcía); la restricción de consultas presenciales en los hospitales, pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas. "En suma, la atención se centró principalmente en la consulta telefónica para evitar contagios de profesionales y de la población. Pero esto está ocasionando problemas muy graves en la prestación de la asistencia sanitaria por parte de los profesionales y en el acceso a esa asistencia por parte de la población", coincidió la diputada con la junta de personal.

Los representantes de la plantilla y la diputada entienden que la respuesta a la situación de pandemia no puede estar basada en incrementar restricciones de acceso a la asistencia del sistema público porque supone un claro riesgo para la salud de la población, "Esta situación puede llevarnos a un problema de salud colectiva, de cronificación de patologías por atención tardía", exponen.

Los trabajadores del Hospital Comarcal do Salnés trasladaron a la diputada nacionalista que están llegando personas con patologías muy sobrepasadas, descompensadas, por la dificultad de acceder a la atención primaria. E incluso, los diagnósticos de algunos cánceres se están demorando y se están detectando en estadíos muy avanzados.

El BNG y la junta de personal afirman que el coronavirus no puede dejar en suspenso la atención sanitaria ordinaria y que es preciso desconfinar la sanidad pública y reactivar la atención presencial a la población, con protocolos claros y unificados para prestar esa asistencia en todos los centros de forma similar y aumentar el número de profesionales con contratos dignos.

"Sigue siendo inaceptable que una enfermera en el Hospital do Salnés tenga que hacerse cargo de más de 20 pacientes en turno de noche, por ejemplo, lo que dificulta la prestación de una asistencia sanitaria de calidad. Lo más valioso que tiene el sistema sanitario público y que quedó en evidencia durante la pandemia, es el personal, y por lo tanto es preciso actuar para protegerlo. Si no hay profesionales en número suficiente no se puede prestar una buena asistencia", declara Montserrat Prado.

"Demandamos la necesidad de aumentar los cuadros de personal, de realizar las sustituciones tanto en vacaciones como en bajas para poder prestar una atención sanitaria de calidad. Coincidimos en que es necesario hacer públicas las listas de espera hospitalaria y es preciso que se acabe con la opacidad en la comunicación de datos tanto a los profesionales como a la población y a los concellos sobre los casos de contagios para poder ser más efectivo. Se necesita un plan de rastreo eficiente y que haya una coordinación real entre estas personas y el personal sanitario" expone.

Otra de las demandas que la junta de personal ha trasladado a la parlamentaria del BNG es la necesidad de acercar las pruebas Covid a la población, y por lo tanto la necesidad de que en la comarca se instale un punto de realización de pruebas PCR para que los vecinos de esta zona no tengan que estar desplazándose a Pontevedra.

"Estamos en un momento muy difícil, en medio de una pandemia, pero por parte del Sergas se tienen que implementar las medidas precisas para que la atención a las personas afectadas sea en tiempo y forma, pero que todas las otras patologías que sufre la población tengan respuesta con una atención sanitaria de calidad", declara Prado.

Compartir el artículo

stats