Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Illa recupera parte de su pasado tras rehabilitar las viviendas modernistas

Ubicados en la calle Marqués de Bradomín, los tres inmuebles pertenecieron a industriales de la conserva - Se van a convertir en centros socioculturales y biblioteca municipal

El arquitecto Manuel Gallego también acudió a la inauguración de las viviendas.

El arquitecto Manuel Gallego también acudió a la inauguración de las viviendas. Iñaki Abella

Son el vestigio que todavía queda de la potencia que la industria conservera tuvo en A Illa y, ahora, se van a convertir en todo un referente sociocultural para los vecinos del municipio y en un ejemplo de rehabilitación. El alcalde de A Illa, Carlos Iglesias, y la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, visitaron ayer las remodeladas casas modernistas de la calle Marqués de Bradomín, tres viviendas que han sido sometidas a una importante remodelación, financiada por la institución provincial a través del Plan de Reequilibrio Territorial, y que se han convertido en el proyecto más ambicioso del municipio de los últimos años.

La remodelación impresionó a la presidenta de la Diputación, por conseguir transformar tres viviendas que se encontraban prácticamente en ruinas en espacios funcionales para aquello a lo que se van a destinar, la dinamización sociocultural del municipio. "Me siento profundamente emocionada porque estamos visitando una obra que va a ser una referencia en toda Galicia", reconocía Silva al término de la visita a las casas. Explicaba que esta rehabilitación forma parte de la nueva agenda urbana, un modelo que quiere implantar la Unión Europea y que "trata de construir en el territorio espacios para el disfrute de las personas, integrándolos en un nuevo urbanismo que permita que la gente pueda ocupar ese espacio público, con servicios y respondiendo a las demandas de la sociedad". Estas actuaciones sirven para fijar población, algo que solo ocurre "si hay equipamientos y servicios en lugares tan maravillosos como A Illa, un paraíso natural, que debe tener equipamientos".

8

A Illa recupera parte de su pasado tras rehabilitar las viviendas modernistas

Este espacio, destacó Silva, ha pasado de ser un "espacio industrial degradado a ser un espacio ciudadano, manteniendo el sello de la historia, algo que se le debe al arquitecto, al que queremos y admiramos". La remodelación supuso un desembolso de unos 2,5 millones de euros que a Silva "me parece que no podían haber sido mejor invertidos y ahora hay que llenarla de vida y de gente".

Por su parte, Carlos Iglesias , destacó la "emoción con la que estamos a vivir la transformación del municipio". Las viviendas todavía están esperando por el mobiliario para abrirse al público, pero su función ya está claramente definida. La casa de Goday se destinará a biblioteca, mientras que las otras dos, que han sido comunicadas a través del piso inferior, acogerán todo tipo de iniciativas socioculturales, entre ellas, las actividades del centro de jubilados y exposiciones.

Iglesias no dudó en agradecer el respaldo de la Diputación, ya que sin él, "estas casas probablemente ni existirían". Ayer culminaron "tres años de obras, pero también otros 23 de transformación integral del casco urbano, de 135.000 metros cuadrados de superficie que se han ganado para uso y disfrute de los vecinos".

Las tres casas, conocidas como Goday, O Campaneiro y Dona Tomasa, son una clara representación de la arquitectura burguesa de principios del siglo XX, vinculadas a las familias industriales de conserveros. De aquella época quedan todavía muchos vestigios repartidos por las tres viviendas, como los más de treinta pozos de salazón que están detrás de la casa de Goday o las puertas de madera noble que servían de distribución en la casa de O Campaneiro. Además de las viviendas, A Illa también consigue abrir al público un importante jardín que rodeaba una de las viviendas, creando un importante parque. También se recuperó una fachada cubierta de conchas de vieira, que tuvieron que ser recolocadas una a una después de ser limpiadas.

Compartir el artículo

stats