Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vilanova celebra una sesión plenaria pese a las restricciones marcadas por la Xunta

La corporación da luz verde a una moción urgente del PP para solicitar que el segundo hijo no pague en la guardería municipal - Durán evitó el debate para reducir la sesión

Pleno celebrado en Vilanova de Arousa.

Pleno celebrado en Vilanova de Arousa. // Iñaki Abella

Los grupos políticos de la corporación vilanovesa decidieron ayer no suspender la sesión plenaria ordinaria pese a las restricciones marcadas por la Xunta a causa de la pandemia. Entre esas restricciones está la de evitar las reuniones de más de 10 personas, cifra inferior al número de concejales de la corporación vilanovesa. De hecho, en un primer momento, el grupo de gobierno valoró la posibilidad de suspenderlo y celebrarlo en un momento en el que la pandemia no se estuviese cebando sobre Vilanova, pero los grupos de la oposición desecharon esa idea, por lo que se siguió adelante con la convocatoria.

La decisión se adoptó en las comisiones informativas que se celebraron por la mañana, donde se acordó celebrar la sesión manteniendo la distancia social y con todos los ediles con sus mascarillas, tal y como se venía realizando hasta ahora. La única novedad en ese sentido fue que el regidor, Gonzalo Durán, redujo al mínimo el debate para acabar cuanto antes, una decisión que justificó en la situación que está atravesando en estos momentos el municipio, con veinte casos de coronavirus confirmados y sometido a restricciones por parte de la Xunta. De hecho, en la jornada de ayer se confirmaron otros dos casos de coronavirus, dato que le fue facilitado al regidor vilanovés por los responsables del área sanitaria Pontevedra-Salnés. Esta situación ha provocado una gran preocupación ante el temor de que los casos continúen incrementándose con el paso de los días.

El grupo de gobierno introdujo en la sesión una moción por la vía de urgencia para garantizar a los padres con un segundo hijo la matrícula gratuita para este en la guardería municipal, una propuesta que salió adelante con el respaldo de la corporación. Otro de los puntos que salió adelante fue la modificación de las tarifas de agua y alcantarillado, a las que se les aplicó el IPC. En este caso, el IPC negativo supone un pequeño descenso en las tasas para los vecinos de Vilanova, tal y como explicó Gonzalo Durán. También se dio luz verde a la Conta Xeral de 2019.

Al igual que en sesiones anteriores, el grupo de gobierno entregó a la oposición los informes del plan de ajuste al que está sometido desde la aprobación de la Ley Montoro, así como el informe de morosidad del segundo trimestre del año, documento en el que se vuelve a demostrar que Vilanova es uno de los municipios que tarda más en pagar las facturas a sus acreedores.

Compartir el artículo

stats