Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mitad de puestos, como en la desescalada

El sábado pasado Vilagarcía retrocedió en el tiempo, recuperando las medidas puestas en marcha durante la desescalada tanto en el mercadillo como en la plaza de abastos debido a la "zona roja" en la que se encuentra la ciudad con respecto al Covid, al igual que Vilanova, donde también la Xunta ha aplicado restricciones especiales para contener la pandemia.

Así, en el mercado municipal de Vilagarcía se ha reducido el aforo y se ha establecido una entrada única (por el lateral de Alexandre Bóveda) y también una sola salida (en el lado opuesto, por la puerta contigua a la nave de la verdura). El acceso principal y el de García Caamaño permanecen cerrados.

En cuanto al mercadillo, se permite un 50% de los puestos, siempre distanciados entre sí, aunque durante estos meses ya eran menos feriantes de lo habitual los que estaban montando.

Compartir el artículo

stats