Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La estación de Vilagarcía, abarrotada de pasajeros sin distancia social

El inicio del curso en la Universidad y la limitada frecuencia de los viajes provoca aglomeraciones de gente esperando el tren

El andén del tren procedente de Vigo rumbo a Santiago, ayer.

El andén del tren procedente de Vigo rumbo a Santiago, ayer. FARO

Los pasajeros que ayer por la tarde acudieron a la estación de Vilagarcía de Arousa -uno de los concellos de Galicia en los que se aplican restricciones por el alto número de casos de coronavirus- expresaron su malestar por la gran aglomeración de viajeros en los andenes esperando los trenes tanto para Santiago de Compostela como para Vigo. Denuncian que fue imposible guardar la tan recomendada distancia social. El problema es que Renfe mantiene sus horarios de trenes, y como mucho refuerza con más vagones, a pesar del incremento de la demanda debido al desplazamiento de los estudiantes universitarios a sus respectivos lugares de estudio.

La situación no es nueva. Se reproduce todos los años tanto los viernes desde Santiago y Vigo, como los domingos hacia estos destinos universitarios. Lo único que ha cambiado es que ahora solo llegan a la estación los viajeros con billete asegurado, o sea que todas las personas que estaban abarrotando el andén tenían plaza reservada en el tren.

La mayor congestión de pasajeros en los andenes de la estación de Vilagarcía se produjo a partir de las 19 horas, pero durante toda la tarde los trenes iban llenos de pasajeros, especialmente los que iban hacia Santiago y A Coruña.

Los usuarios del servicio ferroviario piden una solución que pasaría por una mayor frecuencia en la circulación de trenes, especialmente en los días de mayor demanda, en lugar de añadir vagones a las líneas habituales. Los estudiantes universitarios afectados por estos viajes masivos se preguntan cómo les pueden pedir que mantengan la distancia social para evitar contagios de Covid y después obligarlos a viajar en estas condiciones.

Compartir el artículo

stats