Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Otero: "Varios armadores estamos pensando en amarrar hasta que abra la veda del centollo"

Antonio Otero es pesimista de cara a las campañas de otoño e invierno. Plantea que no solo han bajado los precios de los bivalvos, sino también los de otras especies, como el camarón o la nécora. "La nécora que hasta principios de mes se vendía a 60 euros el kilo, ahora va por debajo de los 40". La situación no es mucho mejor en el caso de los peces.

Tanto es así que desvela que, "varios armadores estamos pensando en amarrar". "Se está pescando poco, y lo que poco que se pesca se vende barato. Está pasando como al comienzo de la pandemia, en marzo", aseveró el patrón mayor.

Antonio Otero afirma que en el puerto grovense hay más de un barco en tierra, y que sus propietarios no tienen prisa alguna por volver a faenar. "Varios armadores estamos pensando en amarrar en una o dos semanas y esperar después a que abra la veda del centollo". El rey de los mariscos podrá capturarse este año en la ría de Arousa a partir del 8 de noviembre.

"Rañeiros" de Cambados

Quienes ya han dado el paso de parar son los mariscadores a flote de Cambados. La almeja babosa que capturan en sus concesiones también se depreció a medida que avanzaba septiembre (pasó de entre 19 y 20 euros el kilo, a unos 15), pero Ruperto Costa indica que más que por la caída de precios, los "rañeiros" amarraron para darle un descanso productivo a los bancos y facilitar el crecimiento del marisco.

Costa está muy contento con el desarrollo del verano, que calificó de "espectacular" para la agrupación de a pie. No lo fue menos para los de a flote, ya que según sus datos, en lo que va de 2020 han trabajado 25 días menos que en 2019, y sin embargo, han facturado en total 200.000 euros más.

Compartir el artículo

stats