Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El área sanitaria registra medio centenar de nuevos infectados, cuatro ellos en Vilagarcía

Vilanova, que también está con medidas especiales, disminuye el número de casos, al contabilizar 3 altas - El acceso restringido a la plaza de abastos vilagarciana para controlar el aforo vuelve a provocar colas de clientes

El mercadillo de Vilagarcía durante la mañana de ayer.

El mercadillo de Vilagarcía durante la mañana de ayer. // Iñaki Abella

Los infectados por coronavirus continúan aumentando en el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés. En solo 24 horas se han contabilizado medio centenar de nuevos contagios, cuatro de ellos en Vilagarcía de Arousa. La nota positiva en este asunto está en Vilanova, que ayer pasó de 20 a 17 positivos, ya que en este municipio hubo 3 altas.

A pesar de que hubo 26 altas, el número de contagios continúa subiendo y el área sanitaria ya contabiliza un total de 810 casos, de los que 13 han necesitado hospitalización y 6 más están en estado crítico en la UCI.

Las personas hospitalizadas están repartidas en los hospitales Montecelo (9 pacientes), Comarcal do Salnés (2), y Quirónsalud Miguel Domínguez (2). Los restantes 791 infectados son asintomáticos o tienen síntomas leves, por lo que permanecen aislados en sus domicilios siguiendo las indicaciones de los profesionales sanitarios.

En cuanto a las pruebas PCR se realizaron 756 en solo 24 horas, que se añaden a las 39.561 practicadas desde el inicio de la pandemia en el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés.

En Vilagarcía de Arousa, la Gerencia comunicó al alcalde, Alberto Varela, que ya suman 64 casos, 4 más que en el día anterior. En principio, estos nuevos casos no están ligados a ningún brote, por lo tanto no tienen relación con el ámbito laboral de la avícola asentada en Cambados.

Desde el Concello de Vilagarcía se insiste en el cumplimiento estricto de las normas dictadas por Sanidade, especialmente en el uso de las mascarillas, el mantenimiento de las distancias de seguridad y la limitación de participación en reuniones.

Colas en el mercado

Ante esta situación, los ciudadanos se van acostumbrando a las medidas más restrictivas que establecen limitaciones de aforos en todos los espacios públicos. Es el caso de la plaza de abastos de Vilagarcía, cuyos usuarios volvieron a hacer ayer por la mañana largas colas para entrar en el recinto y realizar sus compras del fin de semana.

El estricto control de aforo implica una sola puerta de entrada por el lateral de Alexandre Bóveda y Arcebispo Lago, controlada por personal de Emergencias, así como una única de salida, por el área peatonal que se enfrenta a la plaza de la verdura, para evitar la aglomeración de usuarios en los puestos, tal como se hizo en la época del confinamiento. En el mercadillo se notaron menos las restricciones porque en los últimos tiempos de pandemia se contabilizaron menos vendedores ambulantes.

También los supermercados extremaron las medidas de higiene, exigiendo el uso de guantes desde la entrada al establecimiento, además de la preceptiva higiene de manos con gel hidroalcohólico.

Por otra parte, en Vilanova de Arousa el observatorio de niveles de riesgo de coronavirus ha vuelto a ponerse en verde porque no se registró ningún nuevo caso en la jornada y, además, se produjeron 3 altas de pacientes, por lo que ahora son 17 los infectados. Sin embargo, el Concello advierte que estos datos podrán cambiar en las próximas horas, al conocerse los resultados de las nuevas pruebas PCR realizadas.

Fe de errores

FARO informó en su edición de ayer de la existencia de sendos casos de coronavirus en el colegio Julio Camba y el instituto Faro das Lúas, ambos de Vilanova. Sin embargo, en el Faro das Lúas no hay ningún positivo, ni entre los trabajadores ni entre los estudiantes. El instituto vilanovés que sí tenía un caso el viernes era el de A Basella.

Compartir el artículo

stats